SB 1.7.25

tathāyaṁ cāvatāras te
bhuvo bhāra-jihīrṣayā
svānāṁ cānanya-bhāvānām
anudhyānāya cāsakṛt
Palabra por palabra: 
tathā — así pues; ayam — esta; ca — y; avatāraḥ — encarnación; te — Tu; bhuvaḥ — del mundo material; bhāra — carga; jihīrṣayā — para quitar; svānām — de los amigos; ca ananya-bhāvānām — y de los devotos exclusivos; anudhyānāya — para recordar reiteradamente; ca — y; asakṛt — plenamente satisfechos.
Traducción: 
Así pues, Tú desciendes como encarnación, para quitar la carga del mundo y para beneficiar a Tus amigos, especialmente aquellos que son Tus devotos exclusivos y que están absortos en meditar en Ti.
Significado: 

Parece ser que el Señor se parcializa por Sus devotos. Todo el mundo está relacionado con el Señor. Él es equitativo con todos, y sin embargo se inclina más por Sus propios hombres y devotos. El Señor es el padre de todo el mundo. Nadie puede ser Su padre, y, aun así, nadie puede ser Su hijo. Sus devotos son Sus parientes y Sus devotos son sus relacionados. Esto constituye Su pasatiempo trascendental, y no tiene nada que ver con ideas mundanas de relaciones, paternidad ni nada por el estilo. Como se mencionó anteriormente, el Señor está por encima de las modalidades del la naturaleza material, y, por consiguiente, no hay nada mundano en Sus parientes y relacionados a través del servicio devocional.