SB 1.7.44

sarahasyo dhanur-vedaḥ
savisargopasaṁyamaḥ
astra-grāmaś ca bhavatā
śikṣito yad-anugrahāt
Palabra por palabra: 
sa-rahasyaḥ — confidencial; dhanuḥ-vedaḥ — conocimiento del arte de manipular arcos y flechas; sa-visarga — lanzando; upasaṁyamaḥ — controlando; astra — armas; grāmaḥ — toda clase de; ca — y; bhavatā — por ti mismo; śikṣitaḥ — aprendido; yat — por cuya; anugrahāt — misericordia de.
Traducción: 
Fue por la misericordia de Droṇācārya que tú aprendiste el arte militar de lanzar flechas y el arte confidencial de controlar las armas.
Significado: 

Droṇācārya enseñaba dhanur-veda, o la ciencia militar, con todos sus secretos confidenciales de cómo lanzar y controlar mediante himnos védicos. La ciencia militar burda depende de armas materiales, pero más fino que ella es el arte de lanzar flechas saturadas con himnos védicos, lo cual actúa más eficazmente que las burdas armas materiales, tales como las ametralladoras o las bombas atómicas. El control se efectúa mediante mantras védicos, o la ciencia trascendental del sonido. Se dice en el Rāmāyana que Mahārāja Daśaratha, el padre del Señor Śrī Rāma, solía controlar flechas únicamente mediante el sonido. Él podía hacer que su flecha atinara el blanco con sólo oír el sonido del objeto, y sin verlo. Así que ésta es una ciencia militar más fina que la de las burdas armas militares que se usan hoy en día. Todo eso se le había enseñado a Arjuna, y, por consiguiente, Draupadī deseaba que éste se sintiera comprometido con Ācārya Droṇa por todos esos beneficios. Y en la ausencia de Droṇācārya, el hijo de éste era su representante. Ésa era la opinión de la buena dama Draupadī. Pudiera preguntarse por qué Droṇācārya, un brāhmaṇa estricto, debía ser maestro de la ciencia militar. La respuesta es que un brāhmaṇa debe convertirse en maestro, sin importar cuál sea su departamento de conocimiento. Un brāhmaṇa erudito debe volverse maestro, sacerdote y receptor de caridad. Un brāhmaṇa genuino está autorizado a aceptar esas profesiones.