SB 1.8.44

sūta uvāca
pṛthayetthaṁ kala-padaiḥ
pariṇūtākhilodayaḥ
mandaṁ jahāsa vaikuṇṭho
mohayann iva māyayā
Palabra por palabra: 
sūtaḥ uvāca — Sūta dijo; pṛthayā — por Pṛthā (Kuntī); ittham — estas; kala-padaiḥ — con palabras selectas; pariṇūta — siendo adorado; akhila — universal; udayaḥ — glorias; mandam — dulcemente; jahāsa — sonrió; vaikuṇṭhaḥ — el Señor; mohayan — cautivante; iva — como; māyayā — Su poder místico.
Traducción: 
Sūta Gosvāmī dijo: El Señor, oyendo así las oraciones de Kuntīdevī, compuestas con palabras selectas para la glorificación de Él, sonrió dulcemente. Esa sonrisa era tan hechicera como Su poder místico.
Significado: 

Se dice que cualquier cosa que en este mundo es hechicera, es una representación del Señor. Las almas condicionadas, que están dedicadas a tratar de enseñorearse del mundo material, también son hechizadas por Sus poderes místicos, pero los devotos del Señor son hechizados de un modo diferente por Sus glorias y por las misericordiosas bendiciones que Él les confiere. Su energía se exhibe de diferentes maneras, tal como la energía eléctrica actúa de múltiples formas. Śrīmatī Kuntīdevī le ha orado al Señor pidiéndole que tan sólo enuncie un fragmento de Sus glorias. Todos Sus devotos lo adoran de esa manera - mediante palabras selectas - , y por eso al Señor se le conoce como Uttamaśloka. Ninguna cantidad de palabras selectas es suficiente para describir la gloria del Señor, y, sin embargo, dichas oraciones lo satisfacen, tal como al padre lo satisfacen incluso los balbuceos que profiere su hijo mientras está creciendo. La palabra māyā se emplea tanto en el sentido de engaño como de misericordia. Aquí la palabra māyā se usa en el sentido de la misericordia del Señor para con Kuntīdevī.