SB 1.9.11

pāṇḍu-putrān upāsīnān
praśraya-prema-saṅgatān
abhyācaṣṭānurāgāśrair
andhībhūtena cakṣuṣā
Palabra por palabra: 
pāṇḍu — el difunto padre de Mahārāja Yudhiṣṭhira y sus hermanos; putrān — los hijos de; upāsīnān — sentados cerca en silencio; praśraya — estando abatidos; prema — con sentimientos de amor; saṅgatān — habiéndose reunido; abhyācaṣṭa — congratulado; anurāga — con emoción; aśraiḥ — mediante lágrimas de éxtasis; andhībhūtena — abrumado; cakṣuṣā — con sus ojos.
Traducción: 
Los hijos de Mahārāja Pāṇḍu se hallaban sentados cerca en silencio, abatidos por el afecto que le tenían a su moribundo abuelo. Viendo esto, Bhīṣmadeva los congratuló emocionalmente. En sus ojos había lágrimas de éxtasis, pues estaba abrumado por el amor y el afecto.
Significado: 

Cuando Mahārāja Pāṇḍu murió, sus hijos eran todos niños pequeños, y, naturalmente, fueron criados bajo el afecto de los miembros mayores de la familia real, específicamente por Bhīṣmadeva. Más adelante, cuando los Pāṇḍavas eran adultos, fueron engañados por el astuto Duryodhana y compañía, y Bhīṣmadeva, aunque sabía que los Pāṇḍavas eran inocentes y habían sido puestos en dificultades sin razón, por motivos políticos no pudo ponerse de parte de ellos. En la última etapa de su vida, cuando Bhīṣmadeva vio que sus muy excelsos nietos, encabezados por Mahārāja Yudhiṣṭhira, estaban sentados a su lado muy dócilmente, el gran guerrero abuelo no pudo contener sus lágrimas de amor, que se le salían de los ojos sin querer. Él recordó las grandes tribulaciones que sufrieron sus muy piadosos nietos. Ciertamente que él era el hombre que estaba más satisfecho de que Yudhiṣṭhira hubiera sido puesto en el trono en lugar de Duryodhana, y, así pues, comenzó a congratularlo.