SB 10.11.4

bālā ūcur aneneti
tiryag-gatam ulūkhalam
vikarṣatā madhya-gena
puruṣāv apy acakṣmahi
Palabra por palabra: 
bālāḥ — todos los demás niños; ūcuḥ — dijeron; anena — por Él (Kṛṣṇa); iti — así; tiryak — atravesado; gatam — que había quedado; ulūkhalam — el mortero de madera; vikarṣatā — por Kṛṣṇa, que arrastraba; madhya-gena — pasando entre los dos árboles; puruṣau — dos hermosas personas; api — también; acakṣmahi — hemos visto con nuestros propios ojos.
Traducción: 
Entonces todos los pastorcillos dijeron: Fue Kṛṣṇa quien lo hizo. Cuando pasó por entre los dos árboles, el mortero quedó atravesado. Kṛṣṇa tiró del mortero, y los dos árboles cayeron. Después de eso, dos hombres muy hermosos salieron de los árboles. Lo hemos visto con nuestros propios ojos.
Significado: 

Los niños que jugaban con Kṛṣṇa quisieron dar al padre de Kṛṣṇa información exacta de lo sucedido, explicándole además que de los árboles rotos habían salido dos hombres muy hermosos. «Así sucedió todo - dijeron - . Lo hemos visto con nuestros propios ojos.»