SB 10.11.57

aho brahma-vidāṁ vāco
nāsatyāḥ santi karhicit
gargo yad āha bhagavān
anvabhāvi tathaiva tat
Palabra por palabra: 
aho — ¡qué maravilloso es!; brahma-vidām — de personas que poseen pleno conocimiento del Brahman, de la Realidad Trascendental; vācaḥ — las palabras; na — nunca; asatyāḥ — falsas; santi — resultan; karhicit — en ningún momento; gargaḥ — Gargamuni; yat — todo lo que; āha — predijo; bhagavān — Gargamuni, el muy poderoso; anvabhāvi — así está ocurriendo; tathā eva — como; tat — eso.
Traducción: 
Las palabras de las personas que poseen pleno conocimiento del Brahman nunca resultan falsas. Es muy maravilloso que todo lo que Gargamuni predijo, lo estemos viviendo ahora palabra por palabra.
Significado: 

El objetivo de la vida humana se define en el Brahma-sūtra: athāto brahma-jijñāsā. Para alcanzar la perfección de la vida, tanto en el pasado como en el presente y en el futuro, tenemos que aprender acerca del Brahman. Nanda Mahārāja, debido al intenso cariño que sentía por Kṛṣṇa, no podía entenderle tal y como es. Gargamuni, mediante el estudio de los Vedas, podía saberlo todo acerca del pasado, el presente y el futuro, pero Nanda Mahārāja no podía entender a Kṛṣṇa directamente. Debido a su intenso amor por Kṛṣṇa, olvidó quién era Kṛṣṇa y no podía comprender la potencia de Kṛṣṇa. Aunque Kṛṣṇa es Nārāyaṇa mismo, Gargamuni no quiso revelarlo. Así, Nanda Mahārāja reconocía el acierto de las palabras de Gargamuni, pero sentía tanto cariño por su hijo que no podía comprender quién era Kṛṣṇa, si bien Gargamuni había dicho que las cualidades de Kṛṣṇa serían idénticas a las de Nārāyaṇa.