SB 10.6.3

na yatra śravaṇādīni
rakṣo-ghnāni sva-karmasu
kurvanti sātvatāṁ bhartur
yātudhānyaś ca tatra hi
Palabra por palabra: 
na — no; yatra — allí donde; śravaṇa-ādīni — las actividades del bhakti-yoga, que comienzan con cantar y escuchar; rakṣaḥ-ghnāni — la vibración sonora para acabar con todos los peligros y agentes del mal; sva-karmasu — para quien está ocupado en su deber prescrito; kurvanti — esas cosas se hacen; sātvatāṁ bhartuḥ — del protector de los devotos; yātudhānyaḥ — elementos perturbadores, agentes del mal; ca — también; tatra hi — debe haber.
Traducción: 
Mi querido rey, allí donde los hombres, cualquiera que sea su posición, realizan sus deberes prescritos de servicio devocional mediante los procesos de cantar y escuchar [śravaṇaṁ kīrtanaṁ viṣṇoḥ], los agentes del mal no pueden causar ningún peligro. Por lo tanto, mientras la Suprema Personalidad de Dios estuviese presente, en Gokula no había nada que temer.
Significado: 

Este verso fue hablado por Śukadeva Gosvāmī con la finalidad de aliviar la ansiedad de Mahārāja Parīkṣit. Mahārāja Parīkṣit era un devoto de Kṛṣṇa, de modo que, cuando escuchó que Pūtanā estaba causando trastornos en Gokula, se perturbó un poco. Entonces, Śukadeva Gosvāmī le aseguró que en Gokula no había peligro. Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura dice en una canción: nāmāśraya kari' yatane tumi, thākaha āpana kāje. Con estas palabras nos aconseja a todos que nos refugiemos en el canto del mahā-mantra Hare Kṛṣṇa y permanezcamos ocupados en nuestros deberes prescritos. Con ello no se pierde nada, y la ganancia es extraordinaria. Incluso desde el punto de vista material, todo el mundo debería adoptar el proceso de cantar el mantra Hare Kṛṣṇa, a fin de salvarse de todo tipo de peligros. Este mundo está lleno de peligros (padaṁ padaṁ yad vipadām). Por lo tanto, debemos animarnos a cantar el mahā-mantra Hare Kṛṣṇa, de modo que la vida discurra pacíficamente y libre de peligros tanto en la familia, como en la sociedad, el vecindario o la nación.