SB 10.6.7

bāla-grahas tatra vicinvatī śiśūn
yadṛcchayā nanda-gṛhe 'sad-antakam
bālaṁ praticchanna-nijoru-tejasaṁ
dadarśa talpe 'gnim ivāhitaṁ bhasi
Palabra por palabra: 
bāla-grahaḥ — la bruja, cuya misión era matar niños pequeños; tatra — que estaba allí; vicinvatī — pensando en, en busca de; śiśūn — niños; yadṛcchayā — independiente-mente; nanda-gṛhe — en la casa de Nanda Mahārāja; asat-antakam — que podía matar a todos los demonios; bālam — al niño; praticchanna — cubierto; nija-uru-tejasam — cuyo poder ilimitado; dadarśa — ella vio; talpe — (acostado) en la cama; agnim — fuego; iva — tal y como; āhitam — cubierto; bhasi — dentro de cenizas.
Traducción: 
En busca de niños pequeños, Pūtanā, que tenía la misión de matarlos, entró en casa de Nanda Mahārāja sin que nadie se lo impidiese, pues era enviada por la potencia superior del Señor. Sin pedir permiso a nadie, se metió en la habitación de Nanda Mahārāja. Allí, dormido en la cama, vio al niño, cuyo poder ilimitado era como un fuego cubierto por cenizas. Inmediatamente comprendió que aquel niño no era un niño común, sino que estaba destinado a matar a todos los demonios.
Significado: 

Los demonios siempre se esfuerzan por crear dificultades y matar. Pero el niño que descansaba en la casa de Nanda Mahārāja había venido a matar a muchos demonios.