SB 10.8.47

pitarau nānvavindetāṁ
kṛṣṇodārārbhakehitam
gāyanty adyāpi kavayo
yal loka-śamalāpaham
Palabra por palabra: 
pitarau — los verdaderos padres de Kṛṣṇa; na — no; anvavindetām — disfrutaron; kṛṣṇa — de Kṛṣṇa; udāra — magnánimos; arbhaka-īhitam — los pasatiempos infantiles que realizó; gāyanti — glorifican; adya api — todavía hoy; kavayaḥ — los más sabios de los sabios y las personas santas; yat — que es; loka-śamala-apaham — los cuales, cuando se escuchan, destruyen toda la contaminación del mundo material.
Traducción: 
Aunque Kṛṣṇa Se sintió complacido con Vasudeva y Devakī hasta el extremo de descender como hijo suyo, ellos no pudieron disfrutar de los magnánimos pasatiempos infantiles de Kṛṣṇa, que son tan excelsos que el simple hecho de recitarlos destruye la contaminación del mundo material. Nanda Mahārāja y Yaśodā, sin embargo, disfrutaron plenamente de esos pasatiempos, de modo que su posición siempre es mejor que la de Vasudeva y Devakī.
Significado: 

Kṛṣṇa en realidad nació del vientre de Devakī, pero nada más nacer fue llevado al hogar de madre Yaśodā. Devakī ni siquiera pudo dar el pecho a Kṛṣṇa. Por esa razón, Mahārāja Parīkṣit estaba asombrado. ¿A qué se debía la buena fortuna de madre Yaśodā y Nanda Mahārāja, que disfrutaron por entero de los pasatiempos infantiles de Kṛṣṇa, que todavía hoy son glorificados por las personas santas? ¿Qué habían hecho en el pasado para elevarse a una posición tan excelsa?