SB 2.3.1

śrī-śuka uvāca
evam etan nigaditaṁ
pṛṣṭavān yad bhavān mama
nṛṇāṁ yan mriyamāṇānāṁ
manuṣyeṣu manīṣiṇām
Palabra por palabra: 
śrī-śukaḥ uvāca — Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo; evam — así pues; etat — todos estos; nigaditam — respondido; pṛṣṭavān — según lo preguntaste; yat — que; bhavān — tu buena persona; mama — a mí; nṛṇām — del ser humano; yat — aquel; mriyamāṇānām — en el umbral de la muerte; manuṣyeṣu — entre los seres humanos; manīṣiṇām — de los hombres inteligentes.
Traducción: 
Śrī Śukadeva Gosvāmī dijo: Mahārāja Parīkṣit, conforme me has preguntado acerca del deber del hombre inteligente que se halla en el umbral de la muerte, así te he respondido.
Significado: 

En la sociedad humana de todas partes del mundo hay millones y billones de hombres y mujeres, y prácticamente todos ellos son poco inteligentes, porque tienen muy poco conocimiento acerca del alma espiritual. Casi todos ellos tienen una concepción errónea de la vida, pues se identifican con el cuerpo material burdo y con el cuerpo material sutil, cosa que, de hecho, no son. Puede que ellos estén situados en diferentes posiciones altas y bajas a los ojos de la sociedad humana, pero uno debe saber con toda certeza que, a menos que uno indague acerca de su propio yo más allá del cuerpo y de la mente, todas las actividades que realice en la vida humana son fracasos totales. Por consiguiente, de miles y miles de hombre, puede que uno indague acerca de su yo espiritual, y por eso consulte las Escrituras reveladas tales como los Vedāntra-sūtras, la Bhagavad-gītā y el Śrīmad-Bhāgavatam. Pero a pesar de leer y oír lo que dicen esas Escrituras, a menos que uno esté en contacto con un maestro espiritual iluminado, no puede llegar a entender por completo la verdadera naturaleza del ser, etc. Y de entre miles y cientos de hombres, puede que uno sepa lo que es el Señor Kṛṣṇa en verdad. En el Caitanya-caritāmṛta (Madhya 20.122-123) se dice que el Señor Kṛṣṇa, movido por Su misericordia sin causa, preparó las Escrituras védicas en la encarnación de Vyāsadeva, para que fueran leídas por la clase de los hombres inteligentes que integran la sociedad humana, la cual ha olvidado casi en su totalidad la relación genuina que se tiene con Kṛṣṇa. Incluso esa clase de hombres inteligentes pueden olvidar la relación que tienen con el Señor. Todo el proceso del bhakti-yogaes, por ende, un restablecimiento de la perdida relación. Ese restablecimiento es posible en a forma de vida humana, que se obtiene únicamente de entre el ciclo evolutivo de 8.400.000 especies de vida. La clase de seres humanos inteligentes debe tomar muy en serio esta oportunidad. No todos los seres humanos son inteligentes, así que la importancia de la vida humana no siempre se entiende. Por lo tanto, aquí se usa particularmente la palabra manīṣiṇām, que significa “sensato”. Una persona manīṣiṇām, como Mahārāja Parīkṣit, debe, entonces, entregarse a los pies de loto del Señor Kṛṣṇa y dedicarse por entero al servicio devocional, oyendo, cantando, etc., acerca del santo nombre y los santos pasatiempos del Señor, todos los cuales son hari-kathāmṛta. Esta actividad se recomienda especialmente cuando uno se está preparando para morir.