SB 2.7.39

sarge tapo 'ham ṛṣayo nava ye prajeśāḥ
sthāne 'tha dharma-makha-manv-amarāvanīśāḥ
ante tv adharma-hara-manyu-vaśāsurādyā
māyā-vibhūtaya imāḥ puru-śakti-bhājaḥ
Palabra por palabra: 
sarge — al comienzo de la creación; tapaḥ — penitencia; aham — yo; ṛṣayaḥ — sabios; nava — nueve; ye prajeśāḥ — aquellos que habrían de engendrar; sthāne — en medio, mientras mantiene la creación; atha — ciertamente; dharma — religión; makha — el Señor Viṣṇu; manu — el padre de la humanidad; amara — los semidioses comisionados para controlar los asuntos de la manutención; avanīśāḥ — y los reyes de diferentes planetas; ante — al final; tu — mas; adharma — irreligión; hara — el Señor Śiva; manyu-vaśa — sujetos a la ira; asura-ādyāḥ — ateo, los enemigos de los devotos; māyā — energía; vibhūtayaḥ — representantes poderosos; imāḥ — todos ellos; puru-śakti-bhājaḥ — del supremo y poderoso Señor.
Traducción: 
Al comienzo de la creación existimos la penitencia, los prajāpatis, los grandes sabios que engendran y yo [Brahmā]; luego, durante la manutención de la creación, existen Viṣṇu, los semidioses con poderes de control y los reyes de diferentes planetas. Más, al final, hay irreligión, y luego aparecen el Señor Śiva y los ateos llenos de ira, etc. Todo ello constituye diferentes manifestaciones representativas de la energía del poder supremo, el Señor.
Significado: 

El mundo material es creado por la energía del Señor, la cual se manifiestas al comienzo de la creación debido a la penitencia de Brahmājī, el primer ser viviente de la creación, y luego aparecen los nueve prajapatis, conocidos como grandes sabios. En la etapa en que la creación es mantenida, se encuentran el servicio devocional que se le presta al Señor Viṣṇu, o religión verdadera, los diferentes semidioses, y los reyes de diferentes planetas que mantienen el mundo. Finalmente, cuando la creación está a punto de terminar, aparece en primer lugar el principio de la irreligión, y luego el Señor Śiva juntamente con los ateos llenos de ira. Pero todo ello no constituye más que diferentes manifestaciones del Señor Supremo. Por lo tanto, Brahmā, Viṣṇu y Mahādeva (Śiva) son diferentes encarnaciones de las diferentes modalidades de la naturaleza material. Viṣṇu es el Señor de la modalidad de la bondad. Brahmā es el señor de la modalidad de la pasión y Śiva es el señor de la modalidad de la ignorancia. En fin de cuentas, la creación material no es más que una manifestación temporal, destinada a brindarles la oportunidad de liberación a las almas condicionadas que se encuentran atrapadas en el mundo material; y aquel que cultiva la modalidad de la bondad bajo la protección del Señor Viṣṇu, tiene la mayor posibilidad de liberarse por seguir los principios vaiṣṇavas, y, así pues, ser promovido al Reino de Dios, para no regresar más a este desolador mundo material.