SB 2.7.52

yathā harau bhagavati
nṛṇāṁ bhaktir bhaviṣyati
sarvātmany akhilādhāre
iti saṅkalpya varṇaya
Palabra por palabra: 
yathā — tanto como; harau — a la Personalidad de Dios; bhagavati — al Señor; nṛṇām — para seres humanos; bhaktiḥ — servicio devocional; bhaviṣyati — volverse iluminados; sarva-ātmani — el Todo Absoluto; akhila-ādhāre — al súmmum bonum; iti — así pues; saṅkalpya — por determinación; varṇaya — describe.
Traducción: 
Por favor, describe la ciencia de Dios con determinación y en una forma en que le resulte muy posible al ser humano desarrollar el trascendental servicio devocional hacia la Personalidad de Dios Hari, la Superalma de todo ser viviente y la fuente súmmum bonum de todas las energías.
Significado: 

El Śrīmad-Bhāgavatam es la filosofía del servicio devocional y la presentación científica de la relación del hombre con la Suprema Personalidad de Dios. Antes de la era de Kali no había necesidad de un libro de conocimiento así para conocer al Señor y Sus energías potenciales; pero con el comienzo de la era de Kali, la sociedad humana gradualmente quedó influenciada por cuatro principios pecaminosos, a saber, la relación ilícita con mujeres, el consumo de bebidas alcohólicas, drogas y estimulantes, la participación en juegos de azar y la innecesaria matanza de animales. Debido a esos actos pecaminosos básicos, el hombre gradualmente olvidó su relación eterna con Dios. Por lo tanto, el hombre se volvió ciego, por así decirlo, no pudiendo ver cuál es su meta última en la vida. La meta última de la vida no consiste en pasar una vida de irresponsabilidad como los animales, y entregarse en una forma refinada a los cuatro principios animales, a saber, comer, dormir, temer y aparearse. Para semejante sociedad humana ciega que se encuentra en la oscuridad de la ignorancia, el Śrīmad-Bhāgavatam es la antorcha con la que se ven las cosas en la perspectiva correcta. Por consiguiente, fue necesario explicar la ciencia de Dios desde el mismo comienzo, o desde el mismo nacimiento del mundo fenomenal.

Tal como ya hemos explicado, el Śrīmad-Bhāgavatam está presentado tan científicamente, que cualquier estudiante sincero de esta gran ciencia podrá comprender la ciencia de Dios simplemente por leerlo con atención, o simplemente por escucharlo regularmente de labios de un expositor fidedigno. todo el mundo está anhelando conseguir la felicidad en la vida, pero en esta era los miembros de la sociedad humana, ciegos como están, no tienen la visión correcta de que la Personalidad de Dios es el depósito de todas la felicidad, debido a que Él es la fuente última de todo (janmādy asya jataḥ). La felicidad en su plena perfección, sin impedimentos, puede conseguirse sólo mediante nuestra relación devocional con Él. Y es sólo mediante Su compañía que podemos librarnos de la desoladora existencia material. Incluso aquellas personas que van tras el disfrute de este mundo material, pueden refugiarse también en la gran ciencia del Śrīmad-Bhāgavatam, y lograrán el éxito al final. De modo que, a Nārada, su maestro espiritual le pide o le ordena que presente esta ciencia con determinación y de una buena manera. A Nārada nunca se le aconsejó que predicara los principios del Śrīmad-Bhāgavatam para ganarse la vida; él recibió la orden de su maestro espiritual de tomar el asunto muy en serio, con un espíritu misionero.