SB 2.8.1

rajovaca
brahmaṇā codito brahman
guṇākhyāne 'guṇasya ca
yasmai yasmai yathā prāha
nārado deva-darśanaḥ
Palabra por palabra: 
rājā — el Rey; uvāca — preguntó; brahmaṇā — por el Señor Brahmā; coditaḥ — siendo instruido; brahman — ¡oh, brāhmaṇa erudito (Śukadeva Gosvāmī)!; guṇa-ākhyāne — al describir las cualidades trascendentales; aguṇasya — del Señor, que está exento de cualidades materiales; ca — y; yasmai yasmai — y a quién; yathā — tanto como; prāha — explicó; nāradaḥ — Nārada Muni; deva-darśanaḥ — aquel cuya audiencia tiene el mismo efecto que la de cualquier semidiós.
Traducción: 
El rey Parīkṣit le preguntó a Śukadeva Gosvāmī: Los oyentes de Nārada Muni son tan afortunados como aquellos que instruyó el Señor Brahmā. ¿Cómo explicó Nārada las cualidades trascendentales del Señor, quien está exento de cualidades materiales, y ante quién habló?
Significado: 

El Señor Supremo instruyó directamente a Brahmājī, quien a su vez instruyó directamente a Devarṣi Nārada: luego las instrucciones que Nārada les imparte a sus diversos discípulos tienen el mismo efecto que las del Señor Supremo. Esa es la manera de comprender el conocimiento védico. Este conocimiento trascendental desciende del Señor por sucesión discipular, y se le distribuye al mundo mediante ese proceso descendente. Sin embargo, no hay posibilidad alguna de recibir el conocimiento védico de manos de especuladores mentales. Por lo tanto, dondequiera que Nārada Muni va, se presenta como alguien que está autorizado por el Señor, y su aparición brinda los mismos resultados que la del Señor Supremo. En forma similar, la sucesión discipular que sigue estrictamente la instrucción trascendental, constituye la cadena fidedigna de sucesión discipular, y la prueba de que esos maestros espirituales son fidedignos, es que no debe haber diferencia alguna entre la instrucción que el Señor originalmente le impartió a Su devoto y aquella que imparte la autoridad que se encuentra en la línea de la sucesión discipular. En cantos posteriores, se explicará la manera en que Nārada Muni distribuyó el conocimiento trascendental del Señor.

También se encontrará que el Señor existía antes de la creación material, y, en consecuencia, Su nombre, naturaleza, etc., son todos trascendentales, y no representan ninguna cualidad material. Por consiguiente, cuando quiera que al Señor se lo describe como aguṇa, o “sin cualidad alguna”, no significa que Él carece de cualidades, sino que Él no tiene ninguna cualidad material, tal como las modalidades de la bondad, de la pasión o de la ignorancia, que poseen las almas condicionadas. Él es trascendental a todas las concepciones materiales, y por eso se lo describe como aguṇa.