SB 2.9.15

dadarśa tatrākhila-sātvatāṁ patiṁ
śriyaḥ patiṁ yajña-patiṁ jagat-patim
sunanda-nanda-prabalārhaṇādibhiḥ
sva-pārṣadāgraiḥ parisevitaṁ vibhum
Palabra por palabra: 
dadarśa — Brahmā vio; tatra — ahí (en Vaikuṇṭhaloka); akhila — entero; sātvatām — de los grandes devotos; patim — el Señor; śriyaḥ — la diosa de la fortuna; patim — el Señor; yajña — del sacrificio; patim — el Señor; jagat — del universo; patim — el Señor; sunanda — Sunanda; nanda — Nanda; prabala — Prabala; arhaṇa — Arhana; ādibhiḥ — por ellos; sva-pārṣada — asociados propios; agraiḥ — por los principales; parisevitam — siendo servido con amor trascendental; vibhum — el gran Todopoderoso.
Traducción: 
El Señor Brahmā vio en los planetas Vaikuṇṭha a la Personalidad de Dios, quien es el Señor de toda la comunidad de devotos, el Señor de la diosa de la fortuna, el Señor de todos los sacrificios y el Señor del universo, y quien es servido por los principales servidores, tales como Nanda, Sunanda, Prabala y Arhaṇa, Sus asociados inmediatos.
Significado: 

Cuando hablamos del rey, se sobreentiende naturalmente que a él lo acompañan sus asociados íntimos, tales como su secretario, su secretario privado, su ayudante de campo, sus ministros y consejeros. De igual modo, cuando vemos al Señor, lo vemos con Sus diferentes energías, asociados y servidores íntimos, etc. Así que el Señor Supremo, quien es el líder de todas las entidades vivientes, el Señor de todas las sectas de devotos, el Señor de todas las opulencias, el Señor de los sacrificios y el disfrutador de todo lo que hay en toda Su creación, no es sólo la Persona Suprema, sino que además siempre está rodeado por Sus asociados inmediatos, todos los cuales están ocupados en el amoroso servicio trascendental que le prestan a Él.