SB 2.9.16

bhṛtya-prasādābhimukhaṁ dṛg-āsavaṁ
prasanna-hāsāruṇa-locanānanam
kirīṭinaṁ kuṇḍalinaṁ catur-bhujaṁ
pītāṁśukaṁ vakṣasi lakṣitaṁ śriyā
Palabra por palabra: 
bhṛtya — el srvidor; prasāda — afecto; abhimukham — encarando favorablemente; dṛk — la sola vista; āsavam — una embriaguez; prasanna — muy complacido; hāsa — risa; aruṇa — rojiza; locana — ojos; ānanam — cara; kirīṭinam — con yelmo; kuṇḍalinam — con zarcillos; catuḥ-bhujam — con cuatro manos; pīta — amarilla; aṁśukam — vestimenta; vakṣasi — en el pecho; lakṣitam — marcado; śriyā — con la diosa de la fortuna.
Traducción: 
La Personalidad de Dios, a quien se observa inclinándose favorablemente hacia Sus amorosos servidores y cuya sola vista es embriagante y atractiva, parecía estar muy satisfecho. Él tenía una cara sonriente, adornada con un encantador matiz rojizo, vestía prendas amarillas, y llevaba zarcillos y un yelmo en la cabeza. Él tenía cuatro manos, y Su pecho estaba marcado con las líneas de la diosa de la fortuna.
Significado: 

En el Padma Purāṇa, Uttara khaṇḍa, hay una descripción completa del yoga-pīṭha, o el lugar específico donde el Señor les da audiencia a Sus devotos eternos. En ese yoga-pīṭha, las personificaciones de la religión, el conocimiento, la opulencia y la renunciación, se encuentran todas sentadas a los pies de loto del Señor. Los cuatro Vedas, a saber, Ṛg, Sama, Yajur y Atharva, se encuentran ahí presentes personalmente para aconsejar al Señor. Las dieciséis energías encabezadas por Caṇḍa se encuentran todas ahí presentes. Caṇḍa y Kumuda son los dos primeros porteros, en la puerta del medio se encuentran los porteros llamados Bhadra y Subhadra, y en la última puerta están Jaya y Vijaya. Además hay otros porteros, llamados Kumuda, Kumudākṣa, Puṇḍarīka, Vāmana, Śaṅkukarṇa, Sarvanetra, Sumukha, etc. El palacio del Señor se encuentra bien decorado, y está protegido por los porteros antedichos.