SB 3.1.33

kaccic chivaṁ devaka-bhoja-putryā
viṣṇu-prajāyā iva deva-mātuḥ
yā vai sva-garbheṇa dadhāra devaṁ
trayī yathā yajña-vitānam artham
Palabra por palabra: 
kaccit — si; śivam — todo bien; devaka-bhoja-putryāḥ — de la hija del rey Devaka- bhoja; viṣṇu-prajāyāḥ — de aquella que dio a luz a la Personalidad de Dios; iva — como aquella de; deva-mātuḥ — de la madre de los semidioses (Aditi); — aquella que; vai — en verdad; sva-garbheṇa — por su propio vientre; dadhāra — concibió; devam — el Señor Supremo; trayī — los Vedas; yathā — tanto como; yajña- vitānam — de extender el sacrificio; artham — propósito.
Traducción: 
Así como los Vedas son el receptáculo de los propósitos de sacrificio, así mismo la hija del rey Devaka-bhoja concibió a la Suprema Personalidad de Dios en sus entrañas, tal como lo hizo la madre de los semidioses. ¿Le va bien a ella [Devakī]?
Significado: 

Los Vedas están llenos de conocimiento trascendental y valores espirituales, y, así pues, Devakī, la madre de Śrī Kṛṣṇa, concibió al Señor en sus entrañas como el significado personificado de los Vedas. No hay diferencia entre los Vedas y el Señor. Los Vedas tienen por objeto que se logre entender al Señor, y el Señor constituye los Vedas personificados. Devakī se asemeja a los significativos Vedas, y el Señor Se asemeja al propósito de los mismos, personificado.