SB 3.10.30

ataḥ paraṁ pravakṣyāmi
vaṁśān manvantarāṇi ca
evaṁ rajaḥ-plutaḥ sraṣṭā
kalpādiṣv ātmabhūr hariḥ
sṛjaty amogha-saṅkalpa
ātmaivātmānam ātmanā
Palabra por palabra: 
ataḥ — aquí; param — después; pravakṣyāmi — he de explicar; vaṁśān — descendientes; manvantarāṇi — diferentes advenimientos de manus; ca — y; evam — así pues; rajaḥ-plutaḥ — imbuido de la modalidad de la pasión; sraṣṭā — el creador; kalpa-ādiṣu — en diferentes milenios; ātma-bhūḥ — advenimiento realizado por sí mismo; hariḥ — la Personalidad de Dios; sṛjati — crea; amogha — inagotable; saṅkalpaḥ — determinación; ātmā eva — Él mismo; ātmānam — Sí mismo; ātmanā — mediante Su propia energía.
Traducción: 
Ahora he de describir a los descendientes de los manus. El creador, Brahmā, como encarnación de la modalidad de la pasión de la Personalidad de Dios, crea los asuntos universales en cada milenio con inagotables deseos, mediante la fuerza de la energía del Señor.
Significado: 

La manifestación cósmica es una expansión de una de las muchas energías de la Suprema Personalidad de Dios; el creador y lo creado son ambos emanaciones de la misma Verdad Suprema, como se declara al principio del Bhāgavatam: janmādy asya yataḥ.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Décimo del Canto Tercero del , titulado: «Las divisiones de la creación».