SB 3.10.7

tad vilokya viyad-vyāpi
puṣkaraṁ yad-adhiṣṭhitam
anena lokān prāg-līnān
kalpitāsmīty acintayat
Palabra por palabra: 
tat vilokya — mirando dentro de eso; viyad-vyāpi — extendido de manera vasta; puṣkaram — el loto; yat — aquello que; adhiṣṭhitam — estaba situado; anena — por este; lokān — todos los planetas; prāk-līnān — anteriormente fundidos en la disolución; kalpitā-asmi — he de crear; iti — de esa manera; acintayat — pensó.
Traducción: 
Después, vio que el loto sobre el cual se hallaba situado estaba extendido por todo el universo, y pensó en cómo crear todos los planetas, que anteriormente se habían fundido en ese mismo loto.
Significado: 

Las semillas de todos los planetas del universo estaban impregnadas en el loto sobre el que estaba situado Brahmā. Todos los planetas ya habían sido generados por el Señor, y todas las entidades vivientes también habían nacido de Brahmā. Ya el mundo material y las entidades vivientes habían sido generados en formas de retoños por la Suprema Personalidad de Dios, y Brahmā había de diseminar los mismos retoños por todo el universo. Por consiguiente, la verdadera creación se denomina sarga, y la manifestación que hizo Brahmā más adelante se denomina visarga.