SB 3.12.57

ākūtiṁ rucaye prādāt
kardamāya tu madhyamām
dakṣāyādāt prasūtiṁ ca
yata āpūritaṁ jagat
Palabra por palabra: 
ākūtim — la hija llamada Ākūti; rucaye — al sabio Ruci; prādāt — entregó; kardamāya — al sabio Kardama; tu — pero; madhyamām — la mediana (Devahūti); dakṣāya — a Dakṣa; adāt — entregó; prasūtim — la hija menor; ca — también; yataḥ — de donde; āpūritam — se llena; jagat — el mundo entero.
Traducción: 
El padre, Manu, entregó a su primera hija, Ākūti, al sabio Ruci; a la hija mediana, Devahūti, al sabio Kardama; y a la más joven, Prasūti, a Dakṣa. A partir de ellos, todo el mundo se llenó de población.
Significado: 

Se da aquí la historia de la creación de la población universal. En el universo, Brahmā es la criatura viviente original. De él se generaron el manu Svāyambhuva y su esposa, Śatarūpā. Manu tuvo dos hijos y tres hijas, y de ellos nació toda la población en los diferentes planetas hasta ahora. Por tanto, se conoce a Brahmā como el abuelo de todos, y la Personalidad de Dios, que es el padre de Brahmā, es el bisabuelo de todos los seres vivos. Esto se confirma en la Bhagavad-gītā (11.39) de la siguiente manera:

vāyur yamo 'gnir varuṇaḥ śaśāṅkaḥ
prajāpatis tvaṁ prapitāmahaś ca
namo namas te 'stu sahasra-kṛtvaḥ
punaś ca bhūyo 'pi namo namas te

«Tú eres el Señor del aire, el juez supremo Yama, el fuego y el Señor de las lluvias. Tú eres la Luna, y eres el bisabuelo. Por tanto, Te ofrezco una y otra vez mis reverencias respetuosas».

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Duodécimo del Canto Tercero del , titulado: «La creación de los Kumāras y de otros».