SB 3.14.16

iti tāṁ vīra mārīcaḥ
kṛpaṇāṁ bahu-bhāṣiṇīm
pratyāhānunayan vācā
pravṛddhānaṅga-kaśmalām
Palabra por palabra: 
iti — de este modo; tām — a ella; vīra — ¡oh, héroe!; mārīcaḥ — el hijo de Marīci (Kaśyapa); kṛpaṇām — a la desdichada; bahu-bhāṣiṇīm — demasiado locuaz; pratyāha — contestó; anunayan — tranquilizadoras; vācā — con palabras; pravṛddha — muy agitada; anaṅga — lujuria; kaśmalām — contaminada.
Traducción: 
¡Oh, héroe [Vidura]! Diti, influenciada de este modo por la contaminación de la lujuria, y por consiguiente desdichada y locuaz, se tranquilizó con las acertadas palabras del hijo de Marīci.
Significado: 

Cuando un hombre o una mujer están influenciados por la lujuria del deseo sexual, esto hay que entenderlo como contaminación pecaminosa. Kaśyapa estaba ocupado en sus actividades espirituales, pero no tuvo la fuerza suficiente como para rechazar a su esposa, que sufría esa influencia. Pudo haberla rechazado con palabras enérgicas, expresando imposibilidad, pero no era tan fuerte, espiritualmente, como Vidura. A Vidura se le califica aquí de héroe, porque en cuestión de autodominio, nadie es más fuerte que el devoto del Señor. Parece ser que Kaśyapa estaba de antemano predispuesto a disfrutar sexualmente con su esposa, y, ya que no era un hombre fuerte, su intento de disuadirla constó sólo de palabras tranquilizadoras.