SB 3.15.23

yan na vrajanty agha-bhido racanānuvādāc
chṛṇvanti ye 'nya-viṣayāḥ kukathā mati-ghnīḥ
yās tu śrutā hata-bhagair nṛbhir ātta-sārās
tāṁs tān kṣipanty aśaraṇeṣu tamaḥsu hanta
Palabra por palabra: 
yat — a Vaikuṇṭha; na — nunca; vrajanti — aproximación; agha-bhidaḥ — de aquel que vence toda clase de pecados; racanā — de la creación; anuvādāt — que las narraciones; śṛṇvanti — oyen; ye — aquellos que; anya — otro; viṣayāḥ — tema; ku- kathāḥ — malas palabras; mati-ghnīḥ — matando la inteligencia; yāḥ — los cuales; tu — pero; śrutāḥ — se oyen; hata-bhagaiḥ — desafortunados; nṛbhiḥ — por hombres; ātta — arrebatados; sārāḥ — valores de la vida; tān tān — esas personas; kṣipanti — son arrojadas; aśaraṇeṣu — desprovistas de refugio; tamaḥsu — a la parte más oscura de la existencia material; hanta — ¡ay!.
Traducción: 
Es muy de lamentar que la gente desafortunada no comente la descripción de los planetas Vaikuṇṭhas, y en lugar de ello trate de temas que no merecen ser oídos y que confunden la inteligencia. Aquellos que rechazan los temas de Vaikuṇṭha y se ponen a hablar del mundo material son arrojados a la más oscura región de la ignorancia.
Significado: 

Las personas más desafortunadas son los impersonalistas, que no pueden entender la variedad trascendental del mundo espiritual. Tienen miedo de hablar de la belleza de los planetas Vaikuṇṭhas, porque piensan que esa variedad tiene que ser material. Esos impersonalistas piensan que el mundo espiritual es un vacío completo o, en otras palabras, que no hay variedad. Aquí se describe esa mentalidad como ku-kathā mati-ghnīḥ, «inteligencia confundida por palabras inútiles». Las filosofías del vacío y del status impersonal del mundo espiritual se condenan aquí, debido a que confunden la inteligencia de los hombres. ¿Cómo pueden el impersonalista y el filósofo nihilista pensar en este mundo material, que está lleno de variedad, y decir entonces que en el mundo espiritual no hay variedad? Se dice que este mundo material es el reflejo desvirtuado del mundo espiritual; de modo que, a menos que haya variedad en el mundo espiritual, ¿cómo puede haber variedad temporal en el mundo material? Que se pueda trascender este mundo material no implica que no haya variedad trascendental.

Aquí en el Bhāgavatam, específicamente en este verso, se enfatiza lo afortunadas que son las personas que tratan de conversar sobre la verdadera naturaleza espiritual del cielo espiritual y los Vaikuṇṭhas, y entenderla. La variedad de los planetas Vaikuṇṭhas se describe en relación con los pasatiempos trascendentales del Señor. Pero, en lugar de tratar de entender la morada espiritual y las actividades espirituales del Señor, la gente muestra un interés mayor por la política y el desarrollo económico. Organizan muchas reuniones, congresos y conversaciones para resolver los problemas de la situación de este mundo, lugar en el que sólo pueden quedarse unos pocos años, pero no muestran interés en ir de regreso al hogar, de vuelta a Dios; pero, si no entienden el mundo espiritual, se pudren continuamente en este mundo material.