SB 3.16.22

dharmasya te bhagavatas tri-yuga tribhiḥ svaiḥ
padbhiś carācaram idaṁ dvija-devatārtham
nūnaṁ bhṛtaṁ tad-abhighāti rajas tamaś ca
sattvena no varadayā tanuvā nirasya
Palabra por palabra: 
dharmasya — de la personificación de toda religión; te — de Ti; bhagavataḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; tri-yuga — Tú, que Te manifiestas en los tres milenios; tribhiḥ — por tres; svaiḥ — Tus propios; padbhiḥ — pies; cara-acaram — animados e inanimados; idam — este universo; dvija — los nacidos dos veces; devatā — los semidioses; artham — para el bien de; nūnam — sin embargo; bhṛtam — protegidos; tat — esos pies; abhighāti — destruyendo; rajaḥ — la modalidad de la pasión; tamaḥ — la modalidad de la ignorancia; ca — y; sattvena — de la bondad pura; naḥ — a nosotros; vara-dayā — otorgando toda bendición; tanuvā — por Tu forma trascendental; nirasya — apartando.
Traducción: 
¡Oh, Señor! Eres la personificación de toda religión. Por eso Te manifiestas en tres milenios, y de esa manera proteges este universo, que consiste en seres animados e inanimados. Por Tu gracia, que es de bondad pura y otorga toda bendición, ten la bondad de apartar los elementos de rajas y tamas por el bien de los semidioses y los nacidos dos veces.
Significado: 

El apelativo que recibe aquí el Señor es tri-yuga, aquel que aparece en tres milenios, que son los yugas Satya, Dvāpara y Tretā. No se alude a que aparezca en el cuarto milenio, Kali-yuga. En las Escrituras védicas se describe que en Kali-yuga aparece como channa-avatāra, una encarnación, pero no como encarnación manifiesta. En los otros yugas, sin embargo, el Señor es una encarnación manifiesta, y por eso recibe aquí el apelativo de tri-yuga, el Señor que aparece en tres yugas.

Śrīdhara Svāmī describe tri-yuga de la manera siguiente: Yuga quiere decir «pareja», y tri quiere decir «tres». El Señor Se manifiesta como tres parejas mediante Sus seis opulencias, o sea, tres pares de opulencias. De esta manera se Le puede asignar el apelativo de tri-yuga. El Señor es la personalidad de los principios religiosos. En tres milenios los principios de la religión se ven protegidos por tres tipos de cultivo espiritual, a saber: austeridad, limpieza y misericordia. También Se llama al Señor tri-yuga en este sentido. En la era de Kali estos tres requisitos del cultivo espiritual prácticamente no existen, pero el Señor es tan bondadoso que, a pesar de carecer Kali-yuga de estas tres cualidades espirituales, Él viene y protege a la población de esta era en Su encarnación encubierta de Śrī Caitanya. Se dice de esta encarnación de Śrī Caitanya que es «encubierta» porque, aunque Él es Kṛṣṇa mismo, Se presenta como un devoto de Kṛṣṇa, no como directamente Kṛṣṇa. Por lo tanto, los devotos oran a Śrī Caitanya para que elimine su carga de pasión e ignorancia, los atributos más visibles de este yuga. En el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa la persona se purifica de las modalidades de la pasión y la ignorancia mediante el canto del santo nombre del Señor, Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, tal como introdujo Śrī Caitanya.

Los cuatro Kumāras sabían que estaban situados en las modalidades de la pasión y la ignorancia, porque, aunque estaban en Vaikuṇṭha, querían maldecir a devotos del Señor. Conscientes de su propia debilidad, oraron al Señor para que eliminase la pasión y la ignorancia que aún en ellos persisitían. Las tres cualidades trascendentales - limpieza, austeridad y misericordia - son las cualidades de los nacidos dos veces y de los semidioses. Aquellos que no están establecidos en la cualidad de la bondad no pueden aceptar estos tres principios de cultura espiritual. En consecuencia, hay tres actividades que, en el movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa, se prohiben: la actividad sexual ilícita, la intoxicación, y el consumo de alimentos que no sean prasāda ofrecido a Kṛṣṇa. Estas tres prohibiciones se basan en los principios de austeridad, limpieza y misericordia. Los devotos son misericordiosos porque tratan con benevolencia a los pobres animales; y limpios porque están libres de la contaminación de alimentos indeseables y hábitos indeseables. La austeridad está representada por la restricción en la vida sexual. Estos principios, que se indican en las oraciones de los cuatro Kumāras, deben seguirlos los devotos dedicados al proceso de conciencia de Kṛṣṇa.