SB 3.20.21

devas tān āha saṁvigno
mā māṁ jakṣata-rakṣata
aho me yakṣa-rakṣāṁsi
prajā yūyaṁ babhūvitha
Palabra por palabra: 
devaḥ — el Señor Brahmā; tān — a ellos; āha — dijo; saṁvignaḥ — lleno de ansiedad; — no; mām — a mí; jakṣata — comáis; rakṣata — proteged; aho — ¡oh!; me — mis; yakṣa-rakṣāṁsi — ¡oh, yakṣas y rākṣasas!; prajāḥ — hijos; yūyam — vosotros; babhūvitha — habéis nacido.
Traducción: 
Brahmā, el principal de los semidioses, lleno de ansiedad, les pidió: «No me comáis, sino protegedme. Habéis nacido de mí y sois mis hijos. De modo que sois yakṣas y rākṣasas».
Significado: 

Los demonios que nacieron del cuerpo de Brahmā se llamaron yakṣas y rākṣasas, porque unos gritaron que había que comerse a Brahmā, y los otros, que no se le debía proteger. Los que dijeron que había que comérselo se llamaron yakṣas, y los que dijeron que no se le debía proteger se llamaron rākṣasas, comedores de hombres. Unos y otros, yakṣas y rākṣasas, fueron creados originalmente por Brahmā, y están representados, incluso en la actualidad, por los hombres incivilizados que se encuentran por todas partes del universo. Nacen de la modalidad de la ignorancia, y por lo tanto, debido a su comportamiento, se les llama rākṣasas, antropófagos.