SB 3.26.10

śrī-bhagavān uvāca
yat tat tri-guṇam avyaktaṁ
nityaṁ sad-asad-ātmakam
pradhānaṁ prakṛtiṁ prāhur
aviśeṣaṁ viśeṣavat
Palabra por palabra: 
śrī-bhagavān uvāca — la Suprema Personalidad de Dios dijo; yat — ahora, además; tat — esa; tri-guṇam — combinación de las tres modalidades; avyaktam — no manifestada; nityam — eterna; sat-asat-ātmakam — que consta de causa y efecto; pradhānam — el pradhāna; prakṛtim — prakṛti; prāhuḥ — dan el nombre de; aviśeṣam — no diferenciada; viśeṣa-vat — que posee diferencias.
Traducción: 
La Suprema Personalidad de Dios dijo: La combinación eterna no manifestada de las tres modalidades es la causa del estado manifestado, y recibe el nombre de pradhāna. En el estado de existencia manifestada se denomina prakṛti.
Significado: 

El Señor nos señala la naturaleza material en su estado sutil, que se denomina pradhāna, y analiza ese pradhāna. La explicación de pradhāna y prakṛti es que pradhāna es el conjunto total sutil y no diferenciado de todos los elementos materiales. Podemos entender que en él están contenidos los elementos materiales en su totalidad, aunque no diferenciados. Cuando los elementos materiales se manifiestan por la interacción de las tres modalidades de la naturaleza material, el resultado de esa manifestación se denomina prakṛti. Los impersonalistas dicen que en el Brahman no hay diversidad ni diferencias. Podría decirse que el pradhāna es el estado Brahman, pero en realidad, el estado Brahman no es el pradhāna. El pradhāna es distinto del Brahman, porque en el Brahman no existen las modalidades materiales de la naturaleza. Podría darse el argumento de que el mahat-tattva también es diferente del pradhāna, porque en el mahat-tattva hay manifestaciones. Sin embargo, aquí se da la verdadera explicación del pradhāna: Cuando la causa y el efecto no se han manifestado claramente (avyakta), en el conjunto de todos los elementos no aparece reacción, y ese estado de la naturaleza material recibe el nombre de pradhāna. El pradhāna no es el elemento tiempo, pues en el elemento tiempo hay acciones y reacciones, creación y aniquilación. Ni tampoco es la jīva, la potencia marginal constituida por las entidades vivientes, es decir, las entidades vivientes condicionadas y con designaciones, pues las designaciones de las entidades vivientes no son eternas. Un adjetivo que se emplea en relación con esto es nitya, que indica eternidad. Por lo tanto, la condición de la naturaleza material inmediatamente anterior a su manifestación se denomina pradhāna.