SB 3.26.39

dravyākṛtitvaṁ guṇatā
vyakti-saṁsthātvam eva ca
tejastvaṁ tejasaḥ sādhvi
rūpa-mātrasya vṛttayaḥ
Palabra por palabra: 
dravya — de un objeto; ākṛtitvam — dimensión; guṇatā — cualidad; vyakti- saṁsthātvam — individualidad; eva — también; ca — y; tejastvam — refulgencia; tejasaḥ — de fuego; sādhvi — ¡oh, dama virtuosa!; rūpa-mātrasya — de la forma como elemento sutil; vṛttayaḥ — las características.
Traducción: 
Mi querida madre, las características de la forma se entienden por la dimensión, la cualidad y la individualidad. La forma del fuego se percibe por su refulgencia.
Significado: 

Cada forma que percibimos tiene sus características y dimensiones particulares. La cualidad de un objeto particular se determina por su utilidad. Pero la forma del sonido es independiente. Las formas invisibles sólo se pueden entender por el tacto; ésa es la apreciación independiente de las formas invisibles. Las formas visibles se entienden por medio del estudio analítico de su constitución. La constitución de un objeto concreto se determina por su acción interna. Por ejemplo, la forma de la sal puede apreciarse por la interacción de sabores salados, y la forma del azúcar, por la interacción de sabores dulces. Los sabores y la constitución cualitativa son los principios básicos para entender la forma de un objeto.