SB 3.29.11-12

mad-guṇa-śruti-mātreṇa
mayi sarva-guhāśaye
mano-gatir avicchinnā
yathā gaṅgāmbhaso 'mbudhau
lakṣaṇaṁ bhakti-yogasya
nirguṇasya hy udāhṛtam
ahaituky avyavahitā
yā bhaktiḥ puruṣottame
Palabra por palabra: 
mat — de Mí; guṇa — cualidades; śruti — por escuchar; mātreṇa — tan sólo; mayi — hacia Mí; sarva-guhā-āśaye — residiendo en el corazón de todos; manaḥ- gatiḥ — el curso del corazón; avicchinnā — continúa; yathā — como; gagā — del Ganges; ambhasaḥ — del agua; ambudhau — hacia el mar; lakṣaṇam — la manifestación; bhakti-yogasya — del servicio devocional; nirguṇasya — sin mezcla; hi — en verdad; udāhṛtam — exhibida; ahaitukī — sin causa; avyavahitā — no separado; — el cual; bhaktiḥ — servicio devocional; puruṣa-uttame — hacia la Suprema Personalidad de Dios.
Traducción: 
El servicio devocional sin mezcla se manifiesta cuando la mente del devoto se ve atraída tan pronto como escucha el nombre y las cualidades trascendentales de la Suprema Personalidad de Dios, que reside en el corazón de todos. Como el agua del Ganges, que de modo natural fluye hacia el mar, ese éxtasis devocional fluye hacia el Señor Supremo sin que ningún condicionamiento material lo obstaculice.
Significado: 

El principio básico de este servicio devocional puro y sin adulteración es el amor por Dios. Mad-guṇa-śruti-mātreṇa significa «inmediatamente después de escuchar acerca de las cualidades trascendentales de la Suprema Personalidad de Dios». Esas cualidades reciben el nombre de nirguṇa. El Señor Supremo está libre de la contaminación de las modalidades de la naturaleza material; por eso el devoto puro se siente atraído por Él. Para lograr esa atracción no es necesario practicar meditación; el devoto puro está ya en la etapa trascendental, y entre él y la Suprema Personalidad de Dios hay una afinidad natural, que se compara con el flujo del Ganges hacia el mar. No hay obstáculo que pueda frenar el flujo del Ganges; de manera similar, ninguna circunstancia material puede frenar la atracción que el devoto puro siente por el nombre, la forma y los pasatiempos trascendentales del Dios Supremo. En relación con esto, es muy importante la palabra avicchinnā, «sin interrupciones». Ninguna circunstancia material puede frenar el flujo de servicio devocional del devoto puro.

La palabra ahaitukī significa «sin motivo». El servicio amoroso que el devoto puro ofrece a la Personalidad de Dios no obedece a causa alguna ni persigue ningún beneficio, sea material o espiritual. Ésa es la primera señal de la devoción sin mezclas. Anyābhilāṣitā-śūnyam: Su servicio devocional no busca satisfacer ningún deseo. Es un servicio devocional destinado exclusivamente a puruṣottama, la Personalidad Suprema. A veces vemos a seudo devotos que muestran devoción por muchos semidioses, creyendo que sus formas y la forma de la Suprema Personalidad de Dios son lo mismo. Sin embargo, aquí se menciona específicamente que la Suprema Personalidad de Dios, Nārāyaṇa, Viṣṇu, o Kṛṣṇa, es el destinatario único y exclusivo del bhakti, el servicio devocional.

Avyavahitā quiere decir «sin interrupción». El devoto puro debe ocuparse en el servicio del Señor las veinticuatro horas del día, sin interrupción; tiene su vida organizada de tal forma que ocupa cada minuto y cada segundo del día en algún tipo de servicio devocional a la Suprema Personalidad de Dios. Otro significado de la palabra avyavahitā es que los intereses del devoto y del Señor Supremo están en el mismo plano. Al devoto sólo le interesa satisfacer el deseo trascendental del Señor Supremo. Ese servicio espontáneo al Señor Supremo es trascendental, y nunca se contamina con las modalidades materiales de la naturaleza. Éstas son las características del servicio devocional puro, que está libre de la contaminación de la naturaleza material.