SB 3.30.17

śayānaḥ pariśocadbhiḥ
parivītaḥ sva-bandhubhiḥ
vācyamāno 'pi na brūte
kāla-pāśa-vaśaṁ gataḥ
Palabra por palabra: 
śayānaḥ — yacer; pariśocadbhiḥ — lamentándose; parivītaḥ — rodeado; sva- bandhubhiḥ — de sus parientes y amigos; vācyamānaḥ — tener el impulso de hablar; api — aunque; na — no; brūte — habla; kāla — del tiempo; pāśa — el lazo; vaśam — bajo el control de; gataḥ — ido.
Traducción: 
De ese modo, cae bajo las garras de la muerte y yace rodeado de las lamentaciones de sus amigos y parientes. Aunque quiere hablar con ellos, ya no puede, pues está bajo el control del tiempo.
Significado: 

Por una cuestión de formalidad, cuando un hombre yace en el lecho de muerte, sus parientes se le acercan, y a veces, con grandes llantos, se dirigen al moribundo: «¡Oh, padre!, ¡oh, amigo!, ¡oh, esposo!». En esa condición lastimosa, el moribundo quiere hablar con ellos y expresarles sus últimos deseos, pero, sometido por completo al control del factor tiempo, al control de la muerte, no puede hablar, y eso le produce un sufrimiento inconcebible. La enfermedad hace que, de por sí, su condición sea dolorosa; el moco le obstruye las glándulas y la garganta. En una situación que, de por sí, es ya muy difícil, cuando sus familiares se dirigen a él de esta manera, su pesar aumenta.