SB 3.33.10

kapila uvāca
mārgeṇānena mātas te
susevyenoditena me
āsthitena paraṁ kāṣṭhām
acirād avarotsyasi
Palabra por palabra: 
kapilaḥ uvāca — el Señor Kapila dijo; mārgeṇa — por el sendero; anena — este; mātaḥ — Mi querida madre; te — para ti; su-sevyena — muy fácil de llevar a cabo; uditena — instruido; me — por Mí; āsthitena — llevar a cabo; parām — suprema; kāṣṭhām — meta; acirāt — muy pronto; avarotsyasi — alcanzarás.
Traducción: 
La Personalidad de Dios dijo: Mi querida madre, el sendero de autorrealización que acabo de enseñarte es muy fácil. Es un sistema que puedes llevar a cabo sin dificultad, y siguiéndolo te liberarás muy pronto, incluso estando todavía en tu cuerpo actual.
Significado: 

El servicio devocional es tan perfecto que, como aquí se dice, con tan sólo seguir las reglas y regulaciones y ejecutarlas bajo la dirección del maestro espiritual, nos liberamos de las garras de māyā, incluso estando todavía en este cuerpo. Con otros procesos de yoga o con la especulación filosófica empírica, nunca estamos seguros de si verdaderamente hemos alcanzado la etapa de la perfección. Pero en el desempeño de servicio devocional, aquel que tenga una fe firme en la instrucción del maestro espiritual genuino y siga las reglas y regulaciones, tiene asegurada la liberación incluso estando todavía en su cuerpo actual. Esto lo ha confirmado Śrīla Rūpa Gosvāmī en el Bhakti-rasāmṛta-sindhu: īhā yasya harer dāsye: Sin que importe su situación actual, cualquiera que tenga el servicio del Señor Supremo bajo la dirección del maestro espiritual como único objetivo, recibe el nombre de jīvan-mukta, «aquel que está liberado incluso dentro del cuerpo material». En la mente de los neófitos a veces surgen dudas acerca de si el maestro espiritual está liberado o no, y a veces tienen dudas sobre cuestiones relativas al cuerpo del maestro espiritual. Pero el quid de la liberación no está en ver las características del cuerpo del maestro espiritual. Lo que hay que ver son sus características espirituales. Jīvan-mukta significa que debe considerársele liberado a pesar de que esté en el cuerpo material (como el cuerpo es material, todavía tiene algunas necesidades materiales), pues está en una posición completamente estable en el servicio del Señor.

Liberación significa que nos situamos en nuestra propia posición. Ésa es la definición del Śrīmad-Bhāgavatam: muktir... svarūpeṇa vyavasthitiḥ. El Señor Caitanya explicó el svarūpa, la verdadera identidad de la entidad viviente: jīvera `svarūpa' haya - kṛṣṇera `nitya-dāsa': La verdadera identidad de la entidad viviente consiste en ser un eternamente servidor del Señor Supremo. Cuando alguien está ocupado al cien por cien en el servicio del Señor, debe considerársele liberado. Para saber si alguien está liberado o no, hay que analizar sus actividades de servicio devocional, no otras cosas.