SB 3.33.8

taṁ tvām ahaṁ brahma paraṁ pumāṁsaṁ
pratyak-srotasy ātmani saṁvibhāvyam
sva-tejasā dhvasta-guṇa-pravāhaṁ
vande viṣṇuṁ kapilaṁ veda-garbham
Palabra por palabra: 
tam — a Él; tvām — Tú; aham — yo; brahma — Brahman; param — supremo; pumāṁsam — la Suprema Personalidad de Dios; pratyak-srotasi — dirigida hacia adentro; ātmani — en la mente; saṁvibhāvyam — en quien meditan, a quien perciben; sva-tejasā — por Tu propia potencia; dhvasta — desvanecida; guṇa-pravāham — la influencia de las modalidades de la naturaleza material; vande — ofrezco reverencias; viṣṇum — al Señor Viṣṇu; kapilam — con el nombre de Kapila; veda- garbham — el depositario de los Vedas.
Traducción: 
Yo, mi Señor, creo que Tú eres el propio Señor Viṣṇu con el nombre de Kapila, y que eres la Suprema Personalidad de Dios, el Brahman Supremo. Los santos y los sabios, liberados de todas las perturbaciones de la mente y los sentidos, meditan en Ti, pues sólo por Tu misericordia puede alguien liberarse de las garras de las tres modalidades de la naturaleza material. Cuando llega la disolución, los Vedas se sostienen solamente en Ti.
Significado: 

Devahūti, la madre de Kapila, en lugar de prolongar sus oraciones, resumió diciendo que el Señor Kapila no era otro que Viṣṇu, y que, por ser mujer, no podía adorarle como es debido simplemente con oraciones. Su intención era que el Señor estuviese satisfecho. La palabra pratyak es significativa. Las ocho partes de la práctica del yoga son: yama, niyama, āsana, prāṇāyāma, pratyāhāra, dhāraṇā, dhyāna y samādhi. Pratyāhāra significa detener las actividades de los sentidos. El nivel de comprensión del Señor Supremo de que da prueba Devahūti es posible para aquel que puede retraer los sentidos de las actividades materiales. Cuando alguien está ocupado en servicio devocional, sus sentidos no tienen posibilidad de ocuparse de otra manera. En ese estado de conciencia de Kṛṣṇa plena, puede entender al Señor Supremo tal como es.