SB 3.6.25

ātmānaṁ cāsya nirbhinnam
abhimāno 'viśat padam
karmaṇāṁśena yenāsau
kartavyaṁ pratipadyate
Palabra por palabra: 
ātmānam — ego falso; ca — también; asya — de la gigantesca forma; nirbhinnam — siendo manifestado separadamente; abhimānaḥ — identificación falsa; aviśat — entró; padam — en posición; karmaṇā — actividades; aṁśena — por la parte; yena — mediante el cual; asau — la entidad viviente; kartavyam — actividades objetivas; pratipadyate — se ocupa de.
Traducción: 
Después, el ego materialista de la gigantesca forma se manifestó separadamente, y en él entró Rudra, el controlador del ego falso, con sus propias actividades parciales, mediante las cuales la entidad viviente lleva a cabo sus acciones objetivas.
Significado: 

El ego falso de la identidad materialista está controlado por el semidiós Rudra, una encarnación de Śiva. Rudra es la encarnación del Señor Supremo que controla la modalidad de la ignorancia dentro de la naturaleza material. Las actividades del ego falso están basadas en el objetivo del cuerpo y la mente. La mayoría de las personas que están dirigidas por el ego falso, están controladas por Śiva. Cuando uno logra una versión más sútil de ignorancia, falsamente se cree el Señor Supremo. Esa convicción egoísta del alma condicionada es la última trampa de la energía ilusoria que controla el mundo material entero.