SB 3.9.39

prīto 'ham astu bhadraṁ te
lokānāṁ vijayecchayā
yad astauṣīr guṇamayaṁ
nirguṇam mānuvarṇayan
Palabra por palabra: 
prītaḥ — complacido; aham — Yo; astu — que así sea; bhadram — toda bendición; te — a ti; lokānām — de los planetas; vijaya — para glorificación; icchayā — por tu deseo; yat — aquello que; astauṣīḥ — por lo que tú oraste; guṇa-mayam — describiendo todas las cualidades trascendentales; nirguṇam — aunque estoy libre de todas las cualidades materiales; — a Mí; anuvarṇayan — describiendo hermosamente.
Traducción: 
Estoy muy complacido con la descripción que has hecho de Mí en términos de Mis cualidades trascendentales, que les parecen mundanas a los mundanos. Yo te confiero todas las bendiciones en tu deseo de glorificar todos los planetas mediante tus actividades.
Significado: 

El devoto puro del Señor, como Brahmā y aquellos que se encuentran en su línea de sucesión discipular, siempre desea que el Señor sea conocido en todo el universo, por todas y cada una de las entidades vivientes. Ese deseo del devoto es siempre bendecido por el Señor. A veces, el impersonalista ora pidiendo la misericordia de la Personalidad de Dios, Nārāyaṇa, como personificación de la bondad material, pero dichas oraciones no satisfacen al Señor, porque Él no es con ello glorificado en términos de Sus verdaderas cualidades trascendentales. Los devotos puros del Señor siempre son muy queridos por Él, aunque siempre es bondadoso y misericordioso con todas las entidades vivientes. Aquí, la palabra guṇamayam es significativa, debido a que indica que el Señor posee cualidades trascendentales.