SB 4.1.21

tapyamānaṁ tri-bhuvanaṁ
prāṇāyāmaidhasāgninā
nirgatena muner mūrdhnaḥ
samīkṣya prabhavas trayaḥ
Palabra por palabra: 
tapyamānam — mientras practicaba austeridades; tri-bhuvanam — los tres mundos; prāṇāyāma — práctica con ejercicios respiratorios; edhasā — combustible; agninā — por el fuego; nirgatena — surgiendo; muneḥ — del gran sabio; mūrdhnaḥ — la parte superior de la cabeza; samīkṣya — viendo; prabhavaḥ trayaḥ — los tres grandes dioses (Brahmā, Viṣṇu y Maheśvara).
Traducción: 
Mientras Atri Muni ejecutaba esas rigurosas austeridades, y como resultado de su ejercicio respiratorio, de su cabeza surgió un fuego abrasador, que fue visto por las tres deidades principales de los tres mundos.
Significado: 

Según Śrīla Jīva Gosvāmī, el fuego del prāṇāyāma es la satisfacción mental. Viṣṇu, la Superalma, percibió ese fuego, y como consecuencia, también el Señor Brahmā como Śiva lo percibieron. Mediante el ejercicio respiratorio, Atri Muni se concentró en la Superalma, el Señor del universo. Como se confirma en la Bhagavad-gītā, el Señor del universo es Vāsudeva (vāsudevaḥ sarvam iti), bajo cuya dirección trabajan el Señor Brahmā y el Señor Śiva. Así pues, bajo la dirección de Vāsudeva, tanto el Señor Brahmā como el Señor Śiva percibieron la rigurosas penitencias de Atri Muni, y se complacieron en descender, como se declara en el siguiente verso.