SB 4.1.66

pitary apratirūpe sve
bhavāyānāgase ruṣā
aprauḍhaivātmanātmānam
ajahād yoga-saṁyutā
Palabra por palabra: 
pitari — como padre; apratirūpe — desfavorable; sve — su propio; bhavāya — al Señor Śiva; anāgase — intachable; ruṣā — con ira; aprauḍhā — antes de llegar a la madurez; eva — incluso; ātmanā — por sí misma; ātmānam — el cuerpo; ajahāt — abandonó; yoga-saṁyutā — por medio del yoga místico.
Traducción: 
Se debió esto a que su padre, Dakṣa, solía censurar al Señor Śiva a pesar del carácter intachable de éste. De modo que, antes de llegar a la madurez, Satīabandonó el cuerpo valiéndose del poder místico del yoga.
Significado: 

El Señor Śiva, que es el mejor de los yogīs místicos, nunca se construyó siquiera una casa en la que vivir. Satī era la hija de un gran rey, Dakṣa. Éste, al ver que su hija menor había escogido por esposo al Señor Śiva, no se sentía muy satisfecho con ella. En consecuencia, y a pesar del carácter intachable del Señor Śiva, Dakṣa, cada vez que se encontraba con su hija, criticaba a su yerno sin motivo alguno. Ésa fue la razón de que, antes de alcanzar la madurez, Satī abandonase el cuerpo que su padre le había dado. Ésa es la razón de que no tuviera hijos.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Primero del Canto Cuarto del , titulado «Árbol genealógico de las hijas de Manu».