SB 4.12.23

sunanda-nandāv ūcatuḥ
bho bho rājan subhadraṁ te
vācaṁ no 'vahitaḥ śṛṇu
yaḥ pañca-varṣas tapasā
bhavān devam atītṛpat
Palabra por palabra: 
sunanda-nandau ūcatuḥ — Sunanda y Nanda dijeron; bhoḥ bhoḥ rājan — ¡oh, querido rey!; su-bhadram — buena fortuna; te — a ti; vācam — palabras; naḥ — nuestras; avahitaḥ — atentamente; śṛṇu — escucha; yaḥ — quien; pañca-varṣaḥ — a la edad de cinco años; tapasā — debido a la austeridad; bhavān — tú; devam — a la Suprema Personalidad de Dios; atītṛpat — diste gran satisfacción.
Traducción: 
Nanda y Sunanda, los dos sirvientes de confianza del Señor Viṣṇu, dijeron: Querido rey, te deseamos toda buena fortuna. Por favor, escucha con atención lo que vamos a decir. Cuando sólo tenías cinco años, te sometiste a rigurosas austeridades, con las cuales lograste satisfacer a la Suprema Personalidad de Dios.
Significado: 

Lo que fue posible para Dhruva Mahārāja, lo es para todos. Todo niño de cinco años puede ser educado para obtener en un tiempo muy corto el éxito en la vida, mediante la iluminación en el estado de conciencia de Kṛṣṇa. Por desgracia, en todo el mundo no hay un sólo lugar donde se imparta esa educación. Es necesario que los líderes del movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa establezcan en distintas partes del mundo instituciones educativas para formar a los niños desde la edad de cinco años. De esta forma, esos niños no se volverán hippies, ni se echarán a perder; por el contrario, todos podrán ser devotos del Señor. Eso cambiará la faz del mundo.