SB 4.12.24

tasyākhila-jagad-dhātur
āvāṁ devasya śārṅgiṇaḥ
pārṣadāv iha samprāptau
netuṁ tvāṁ bhagavat-padam
Palabra por palabra: 
tasya — Su; akhila — entero; jagat — universo; dhātuḥ — creador; āvām — nosotros; devasya — de la Suprema Personalidad de Dios; śārṅgiṇaḥ — que tiene el arco llamado Śārṅga; pārṣadau — sirvientes; iha — ahora; samprāptau — habiéndonos acercado; netum — para llevar; tvām — a ti; bhagavat-padam — a la morada de la Suprema Personalidad de Dios.
Traducción: 
Somos representantes de la Suprema Personalidad de Dios, el creador de todo el universo, que lleva en Su mano el arco Śārṅga. Se nos ha encomendado la misión específica de llevarte al mundo espiritual.
Significado: 

En la Bhagavad-gītā el Señor dice que si alguien, por el simple hecho de conocer Sus pasatiempos trascendentales (ya bien sean del mundo material o del espiritual), entiende realmente quién es Él, cómo adviene y cómo actúa, puede merecer de inmediato la elevación al mundo espiritual. El rey Dhruva es un ejemplo práctico de ese principio enunciado en la Bhagavad-gītā. A lo largo de su vida, el rey trató de entender a la Suprema Personalidad de Dios por medio de austeridades y penitencias. Como resultado, Dhruva Mahārāja adquirió la aptitud necesaria para ser llevado al mundo espiritual, acompañado por los sirvientes de confianza del Señor.