SB 4.12.52

idaṁ mayā te 'bhihitaṁ kurūdvaha
dhruvasya vikhyāta-viśuddha-karmaṇaḥ
hitvārbhakaḥ krīḍanakāni mātur
gṛhaṁ ca viṣṇuṁ śaraṇaṁ yo jagāma
Palabra por palabra: 
idam — ésta; mayā — por mí; te — a ti; abhihitam — explicada; kuru-udvaha — ¡oh, grande entre los Kurus!; dhruvasya — de Dhruva; vikhyāta — muy famoso; viśuddha — muy puro; karmaṇaḥ — cuyas actividades; hitvā — abandonar; arbhakaḥ — niño; krīḍanakāni — juguetes; mātuḥ — de su madre; gṛham — el hogar; ca — también; viṣṇum — al Señor Viṣṇu; śaraṇam — refugio; yaḥ — el que; jagāma — fue.
Traducción: 
Las actividades trascendentales de Dhruva Mahārāja gozan de fama en todo el mundo, y son muy puras. En su infancia, Dhruva Mahārāja rechazó los juguetes, abandonó la protección que su madre le brindaba, y se refugió con seriedad en la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu. Mi querido Vidura, te lo he explicado todo en detalle; así pues, doy por terminada esta narración.
Significado: 

Cāṇakya Paṇḍita dice que, sin duda, la vida es corta para todos, pero la fama del que actúe correctamente, le sobrevivirá una generación. Como Kṛṣṇa, la Suprema Personalidad de Dios, es famoso eternamente, la fama del devoto del Señor Kṛṣṇa también es eterna. Por eso se han empleado dos palabras específicas para definir las actividades de Dhruva Mahārāja: vikhyāta, «muy famosas», y viśuddha, «trascendentales». El ejemplo de Dhruva Mahārāja, que abandonó el hogar en su tierna infancia y se refugió en la Suprema Personalidad de Dios, es único en el mundo.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Duocécimo del Canto Cuarto del , titulado «Dhruva Mahārāja va de vuelta a Dios».