SB 4.13.1

sūta uvāca
niśamya kauṣāraviṇopavarṇitaṁ
dhruvasya vaikuṇṭha-padādhirohaṇam
prarūḍha-bhāvo bhagavaty adhokṣaje
praṣṭuṁ punas taṁ viduraḥ pracakrame
Palabra por palabra: 
sūtaḥ uvāca — Sūta Gosvāmī dijo; niśamya — después de escuchar; kauṣāraviṇā — por el sabio Maitreya; upavarṇitam — narrada; dhruvasya — de Mahārāja Dhruva; vaikuṇṭha-pada — a la morada de Viṣṇu; adhirohaṇam — ascensión; prarūḍha — aumentada; bhāvaḥ — emoción devocional; bhagavati — hacia la Suprema Personalidad de Dios; adhokṣaje — que está más allá del alcance de la percepción directa; praṣṭum — preguntar; punaḥ — de nuevo; tam — a Maitreya; viduraḥ — Vidura; pracakrame — se dispuso a.
Traducción: 
Sūta Gosvāmī continuó hablando a todos los ṛṣis encabezados por Śaunaka, y dijo: Después de escuchar de labios del sabio Maitreya el relato de la ascensión de Dhruva Mahārāja a la morada del Señor Viṣṇu, Vidura, muy iluminado con emociones devocionales, hizo a Maitreya las siguientes preguntas.
Significado: 

Como se comprueba en los temas tratados por Vidura y Maitreya, las actividades de la Suprema Personalidad de Dios y los devotos son tan fascinantes que ni el devoto que las narra ni el que las escucha se fatigan con las preguntas y respuestas. El tema trascendental es tan ameno que nadie se cansa de escuchar ni de hablar acerca de él. Otros, los no devotos, podrían pensar: «¿Cómo puede la gente dedicar tanto tiempo simplemente a hablar de Dios?». Pero los devotos nunca se sacian de escuchar y hablar acerca de la Suprema Personalidad de Dios y Sus devotos. Cuanto más hablan y escuchan, más se entusiasman por escuchar. El canto del mantra Hare Kṛṣṇa no es más que la repetición de tres palabras, Hare, Kṛṣṇa y Rāma, pero, aun así, los devotos pueden cantar el mantra Hare Kṛṣṇa las veinticuatro horas del día sin que ello les fatigue.