SB 4.14.32

nāyam arhaty asad-vṛtto
naradeva-varāsanam
yo 'dhiyajña-patiṁ viṣṇuṁ
vinindaty anapatrapaḥ
Palabra por palabra: 
na — nunca; ayam — este hombre; arhati — merece; asat-vṛttaḥ — lleno de actividades impías; nara-deva — del rey mundano o dios mundano; vara-āsanam — el glorioso trono; yaḥ — aquel que; adhiyajña-patim — al amo de todos los sacrificios; viṣṇum — al Señor Viṣṇu; vinindati — insulta; anapatrapaḥ — desvergonzado.
Traducción: 
Los sabios santos continuaron: Este hombre impío e impúdico no merece en absoluto sentarse en el trono. Es tan desvergonzado que incluso se ha atrevido a insultar a la Suprema Personalidad de Dios, el Señor Viṣṇu.
Significado: 

Las blasfemias e insultos contra el Señor Viṣṇu o Sus devotos nunca se deben consentir. Generalmente, el devoto es muy manso y humilde, y es reacio a reñir con nadie. Él no envidia a nadie. Sin embargo, cuando el devoto puro ve que se está insultando al Señor Viṣṇu o a Su devoto, su ira se enciende de inmediato. Ése es el deber del devoto. El devoto mantiene una actitud mansa y amable, pero es una gran falta de su parte si guarda silencio cuando alguien insulta al Señor o a Su devoto.