SB 4.15.6

eṣa sākṣād dharer aṁśo
jāto loka-rirakṣayā
iyaṁ ca tat-parā hi śrīr
anujajñe 'napāyinī
Palabra por palabra: 
eṣaḥ — este varón; sākṣāt — directamente; hareḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; aṁśaḥ — representante parcial; jātaḥ — nacido; loka — el mundo entero; rirakṣayā — con deseo de proteger; iyam — esta mujer; ca — también; tat-parā — muy apegada a él; hi — ciertamente; śrīḥ — la diosa de la fortuna; anujajñe — nació; anapāyinī — inseparable.
Traducción: 
A fin de proteger a la población del mundo, la Suprema Personalidad de Dios ha hecho Su advenimiento en esta forma del rey Pṛthu por medio de una parte de Su potencia. La diosa de la fortuna es la compañera constante del Señor, y ha adoptado la encarnación parcial de Arci para ser la reina del rey Pṛthu.
Significado: 

En la Bhagavad-gītā el Señor dice que ante toda manifestación extraordinaria de poder, se debe entender que la Suprema Personalidad de Dios está presente en una determinada representación parcial. Hay infinidad de personalidades con esta característica, pero no todas ellas son directamente expansiones viṣṇu-tattva plenarias del Señor. Muchas entidades vivientes pertenecen a la categoría de las śakti-tattvas. Esas encarnaciones, dotadas de poder con determinados propósitos, reciben el nombre de śaktyāveśa-avatāras. El rey Pṛthu era uno de esos śaktyāveśa-avatāras del Señor, y su esposa, Arci, era un śaktyāveśa- avatāra de la diosa de la fortuna.