SB 4.17.14

pravepamānā dharaṇī
niśāmyodāyudhaṁ ca tam
gauḥ saty apādravad bhītā
mṛgīva mṛgayu-drutā
Palabra por palabra: 
pravepamānā — temblar; dharaṇī — la Tierra; niśāmya — al ver; udāyudham — que había tomado su arco y sus flechas; ca — también; tam — al rey; gauḥ — una vaca; satī — sintiéndose; apādravat — comenzó a huir; bhītā — muy asustado de; mṛgī iva — como un venado; mṛgayu — por un cazador; drutā — siendo seguido.
Traducción: 
Cuando vio que el rey Pṛthu había armado su arco y se disponía a matarla de un flechazo, la Tierra sintió mucho temor y comenzó a temblar. Entonces salió huyendo, como un venado que corre velozmente ante el acoso de un cazador. Temerosa del rey Pṛthu, adoptó la forma de una vaca y salió corriendo.
Significado: 

Tal como una madre produce tanto hijos varones como niñas, el vientre de la madre Tierra produce toda clase de entidades vivientes que tienen distintas formas. De este modo, la madre Tierra puede adoptar infinidad de formas. Esta vez, para escapar de la ira del rey Pṛthu, adoptó la forma de una vaca. La madre Tierra consideró prudente adoptar esa forma para escapar de las flechas del rey, pues nunca se debe matar a una vaca. Sin embargo, el rey Pṛthu pudo entender su ardid, de manera que no dejó de acosar a la Tierra en forma de vaca.