SB 4.18.22

tathāhayo dandaśūkāḥ
sarpā nāgāś ca takṣakam
vidhāya vatsaṁ duduhur
bila-pātre viṣaṁ payaḥ
Palabra por palabra: 
tathā — de manera similar; ahayaḥ — las serpientes sin capuchas; dandaśūkāḥ — los escorpiones; sarpāḥ — las cobras; nāgāḥ — las grandes serpientes; ca — y; takṣakam — a Takṣaka, líder de las serpientes; vidhāya — convertir; vatsam — ternero; duduhuḥ — ordeñaron; bila-pātre — las guaridas de serpientes como vasija; viṣam — veneno; payaḥ — como leche.
Traducción: 
A continuación, las cobras y serpientes sin capucha, las grandes serpientes, los escorpiones y muchos otros animales venenosos ordeñaron a la Tierra y como leche obtuvieron veneno, y lo conservaron en las guaridas de las serpientes. Su ternero fue Takṣaka.
Significado: 

En el mundo material hay muchas clases de entidades vivientes, y las disposiciones de la Suprema Personalidad de Dios también proveen de sustento a los distintos tipos de reptiles y escorpiones que se mencionan en este verso; es decir, todos recogen su alimento del planeta Tierra. La relación con las cualidades materiales determina la formación de un cierto tipo de personalidad. Payaḥ-pānaṁ bhujaṅgānām: Alimentar a una serpiente con leche sólo sirve para aumentar su veneno. Sin embargo, en un sabio ilustre o en una personalidad santa, la leche producirá unos tejidos cerebrales más finos, que permitirán al sabio la contemplación de la vida superior, la vida espiritual. De esta forma, el Señor abastece de alimento a todos, pero la personalidad específica de la entidad viviente depende de su relación con las modalidades de la naturaleza material.