SB 4.19.24-25

evam indre haraty aśvaṁ
vainya-yajña-jighāṁsayā
tad-gṛhīta-visṛṣṭeṣu
pākhaṇḍeṣu matir nṛṇām
dharma ity upadharmeṣu
nagna-rakta-paṭādiṣu
prāyeṇa sajjate bhrāntyā
peśaleṣu ca vāgmiṣu
Palabra por palabra: 
evam — de esta forma; indre — cuando el rey del cielo; harati — robó; aśvam — el caballo; vainya — del hijo del rey Vena; yajña — el sacrificio; jighāṁsayā — con deseo de detener; tat — por él; gṛhīta — adoptada; visṛṣṭeṣu — abandonada; pākhaṇḍeṣu — hacia los pecaminosos hábitos; matiḥ — atracción; nṛṇām — de la generalidad de la gente; dharmaḥ — sistema religioso; iti — así; upadharmeṣu — hacia sistemas religiosos falsos; nagna — desnudos; rakta-paṭa — con ropas rojas; ādiṣu — etc; prāyeṇa — generalmente; sajjate — siente atracción; bhrāntyā — neciamente; peśaleṣu — expertos; ca — y; vāgmiṣu — elocuentes.
Traducción: 
De esta forma, el rey Indra adoptó varias órdenes de sannyāsa distintas, con la intención de robar el caballo del sacrificio del rey Pṛthu. Algunos sannyāsīs van desnudos, y a veces se visten con hábitos rojos y se hacen llamar kāpālika. Todo ello no es más que la representación simbólica de sus actividades pecaminosas. Esos supuestos sannyāsīs son muy apreciados por los hombres pecaminosos, pues se trata de ateos impíos muy expertos en dar argumentos y razones en favor de su causa. Sin embargo, debemos saber que, aunque se hagan pasar por personas religiosas, en realidad no lo son. Por desgracia, algunas personas, en su confusión, les consideran religiosos, y sintiéndose atraídas hacia ellos, arruinan su vida.
Significado: 

Como se explica en el Śrīmad-Bhāgavatam, los hombres en la era de Kali tienen una vida corta, carecen de conocimiento espiritual, y aceptan fácilmente sistemas religiosos falsos, debido a la desdichada condición en que se encuentran. De esta forma, sus mentes siempre están perturbadas. Los śāstras védicos prácticamente prohiben entrar en la orden de sannyāsa en la era de Kali, pues hombres poco inteligentes podrían entrar en esa orden con la intención de engañar a la gente. En realidad, la única religión es la religión que consiste en entregarse a la Suprema Personalidad de Dios. Debemos servir al Señor en el plano de conciencia de Kṛṣṇa. En realidad, ninguno de los demás sistemas de religión o de sannyāsa es genuino. Es muy lamentable que en esta era pasen por ser sistemas religiosos.