SB 4.21.51

adya nas tamasaḥ pāras
tvayopāsāditaḥ prabho
bhrāmyatāṁ naṣṭa-dṛṣṭīnāṁ
karmabhir daiva-saṁjñitaiḥ
Palabra por palabra: 
adya — hoy; naḥ — de nosotros; tamasaḥ — de la oscuridad de la existencia material; pāraḥ — el otro lado; tvayā — por ti; upāsāditaḥ — aumentado; prabho — ¡oh, señor!; bhrāmyatām — que estamos vagando; naṣṭa-dṛṣṭīnām — cuyas vidas carecen de objetivo; karmabhiḥ — por las actividades pasadas; daiva-saṁjñitaiḥ — por disposición de la autoridad superior.
Traducción: 
Los ciudadanos continuaron: Hoy nos has abierto los ojos y nos has revelado cómo pasar al otro lado del océano de oscuridad. Nuestras actividades pasadas y las disposiciones de la autoridad superior nos han enredado en un nudo de actividades fruitivas y debido a ellas hemos perdido de vista el destino de la vida; de esa forma hemos estado vagando por el universo.
Significado: 

En este verso son muy significativas las palabras karmabhir daiva-saṁjñitaiḥ. La cualidad de nuestras acciones nos lleva a relacionarnos con las modalidades de la naturaleza material, y por disposiciones superiores, se nos da la oportunidad de disfrutar de los resultados fruitivos de esas actividades en distintos tipos de cuerpos. De esa forma, habiendo perdido de vista el destino de la vida, las entidades vivientes vagan por todo el universo en distintas especies, naciendo a veces en una especie inferior y alcanzado otras la existencia en los sistemas planetarios superiores; de esa forma, todos estamos vagando desde tiempo inmemorial. Por la gracia del maestro espiritual y de la Suprema Personalidad de Dios, encontraremos el sendero de la vida devocional, lo cual es el principio del éxito y del progreso en la vida. Esto lo admiten en este verso los súbditos del rey Pṛthu; admiten, con plena conciencia, el beneficio que han recibido de las actividades del rey Pṛthu.