SB 4.27.30

prajvāro 'yaṁ mama bhrātā
tvaṁ ca me bhaginī bhava
carāmy ubhābhyāṁ loke 'sminn
avyakto bhīma-sainikaḥ
Palabra por palabra: 
prajvāraḥ — llamado Prajvāra; ayam — este; mama — mi; bhrātā — hermano; tvam — tú; ca — también; me — mi; bhaginī — hermana; bhava — sé; carāmi — voy a emprender; ubhābhyām — con vosotros dos; loke — en el mundo; asmin — esto; avyaktaḥ — sin ser manifiesta; bhīma — peligrosos; sainikaḥ — con soldados.
Traducción: 
El rey de los yavanas continuó: He aquí a mi hermano Prajvāra. A partir de ahora serás mi hermana. Vosotros me serviréis, junto con mis peligrosos soldados, para ejercer una acción imperceptible en el mundo.
Significado: 

Nārada Muni envió a Kālakanyā a Yavana-rāja para que se casase con ella, pero él, en lugar de aceptarla por esposa, la consideró su hermana. Los que no siguen los principios védicos llevan una vida sexual irrestricta. En consecuencia, a veces no vacilan en tener relaciones sexuales con sus hermanas. En la era de Kali hay muchos ejemplos de incesto. Yavana-rāja, por respeto, cumplió la orden de Nārada Muni; no obstante, pensaba en relaciones sexuales ilícitas. Esto se debe a que era el rey de los yavanas y mlecchas.

La palabra prajvāraḥ es muy significativa, pues significa «la fiebre que envía el Señor Viṣṇu». Se trata de una fiebre de 42 grados; a esa temperatura, el hombre muere. De modo que el rey de los mlecchas y yavanas pidió a la hija del Tiempo, Kālakanyā, que fuese su hermana. No necesitaba pedirle que fuese su esposa, pues en cuestiones de vida sexual, los yavanas y mlecchas no se paran a ver diferencias externas del tipo de hermana, madre o hija. El hermano de Yavana-rāja era Prajvāra, y Kālakanyā era la invalidez personificada. Ambos, con el refuerzo de los soldados de Yavana-rāja - las condiciones antihigiénicas, la vida sexual ilícita, y, por último, una temperatura muy elevada, que provoca la muerte - , podrían destruir por completo el modo de vida materialista. Con respecto a esto, es significativo el hecho de que Nārada era inmune al ataque de jarā, la invalidez; además, esa fuerza destructiva, jarā, tampoco puede atacar a los seguidores de Nārada Muni, es decir, a los vaiṣṇavas puros.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Vigésimo Séptimo del Canto Cuarto del Śrīmad-Bhāgavatam, titulado «Caṇḍavega ataca la ciudad de Purañjana. La personalidad de Kālakanyā».