SB 4.31.29

vidura uvāca
so 'yam adya mahā-yogin
bhavatā karuṇātmanā
darśitas tamasaḥ paro
yatrākiñcana-go hariḥ
Palabra por palabra: 
viduraḥ uvaca — Vidura dijo; saḥ — que; ayam — éste; adya — hoy; mahā-yogin — ¡oh, gran místico!; bhavatā — por ti; karuṇa-ātmanā — muy misericordioso; darśitaḥ — me ha sido mostrado; tamasaḥ — de la oscuridad; pāraḥ — el otro lado; yatra — donde; akiñcana-gaḥ — a quien pueden acercarse los que están libres de la materia; hariḥ — la Suprema Personalidad de Dios.
Traducción: 
Śrī Vidura dijo: ¡Oh, gran místico! ¡Oh, tú, el más grande de todos los devotos!, por tu misericordia sin causa me has mostrado el sendero por el cual se obtiene la liberación de este mundo de oscuridad. Por ese sendero, la persona liberada del mundo material puede regresar al hogar, de vuelta a Dios.
Significado: 

Del mundo material se dice que es tamaḥ, oscuro, mientras que del mundo espiritual se dice que es luz. El mandamiento de los Vedas ordena que todos debemos tratar de salir de la oscuridad e ir al reino de la luz. La información acerca del reino de la luz puede obtenerse por la misericordia de un alma autorrealizada. También es necesario liberarse de todos los deseos materiales. En cuanto nos liberamos de los deseos materiales y nos relacionamos con una persona liberada, el sendero de regreso al hogar, de vuelta a Dios, se abre ante nosotros.