SB 4.6.4

tad ākarṇya vibhuḥ prāha
tejīyasi kṛtāgasi
kṣemāya tatra sā bhūyān
na prāyea bubhūṣatām
Palabra por palabra: 
tat — los sucesos relatados por los semidioses y demás; ākarṇya — después de escuchar; vibhuḥ — el Señor Brahmā; prāha — respondió; tejīyasi — una gran personalidad; kṛta-āgasi — ha sido ofendida; kṣemāya — para vuestra felicidad; tatra — de esa manera; — eso; bhūyāt na — no es favorable; prāyeṇa — por lo general; bubhūṣatām — deseo de existir.
Traducción: 
El Señor Brahmā, después de escuchar el relato que los semidioses y asistentes al sacrificio hicieron de todo lo ocurrido, respondió: Un sacrificio en el que blasfemáis contra una persona excelsa, ofendiendo sus pies de loto, nunca os puede traer felicidad. No podréis ser felices de esa manera.
Significado: 

El Señor Brahmā explicó a los semidioses que Dakṣa deseaba disfrutar de los resultados de sus actividades de sacrificio fruitivo, pero que ese disfrute es imposible cuando se ofende a una gran personalidad como el Señor Śiva. Para Dakṣa era bueno haber muerto en la lucha, pues si hubiera vivido, no habría dejado de cometer ofensas contra los pies de loto de grandes personalidades una y otra vez. Según la ley de Manu, el castigo que se aplica a la persona que ha cometido asesinato es beneficioso para ella, pues, si no se le aplicase la pena de muerte, podría seguir cometiendo asesinatos, y tantas muertes le crearían un gran enredo en sus vidas futuras. Por esa razón, es conveniente que los asesinos sufran el castigo del rey. Cuando alguien que es extremadamente ofensivo y, por la gracia del Señor, es castigado con la muerte, eso es bueno para él. En otras palabras, el Señor Brahmā explicó a los semidioses que para Dakṣa era bueno haber recibido aquel castigo.