SB 4.7.21

vakṣasy adhiśrita-vadhūr vana-māly udāra-
hāsāvaloka-kalayā ramayaṁś ca viśvam
pārśva-bhramad-vyajana-cāmara-rāja-haṁsaḥ
śvetātapatra-śaśinopari rajyamānaḥ
Palabra por palabra: 
vakṣasi — sobre el pecho; adhiśrita — situada; vadhūḥ — una mujer (la diosa de la fortuna, Lakṣmī); vana-mālī — con un collar de flores silvestres; udāra — hermosa; hāsa — sonrisa; avaloka — mirada; kalayā — con una pequeña parte; ramayan — complacer; ca — y; viśvam — al mundo entero; pārśva — lado; bhramat — moverse hacia adelante y hacia atrás; vyajana-cāmara — pelo blanco de cola de yak para abanicar; rāja-haṁsaḥ — cisne; śveta-ātapatra-śaśinā — con un dosel blanco como la Luna; upari — por encima; rajyamānaḥ — de hermoso aspecto.
Traducción: 
El Señor Viṣṇu tenía un aspecto extraordinariamente hermoso, debido a que en Su pecho, que estaba adornado con un collar de flores, estaba la diosa de la fortuna. Su rostro lo adornaba una bellísima sonrisa capaz de cautivar al mundo entero, y en especial, a los devotos. A ambos lados del Señor había abanicos de pelo blanco, que eran como cisnes blancos. Por encima de Él había un dosel blanco que recordaba a la Luna.
Significado: 

El rostro sonriente del Señor Viṣṇu agrada al mundo entero. Es una sonrisa que atrae no sólo a los devotos, sino incluso a los no devotos. Este verso describe con gran belleza que el Sol, la Luna, la flor de loto de ocho pétalos y las abejas negras estaban representados por los abanicos de pelo, el dosel, los pendientes que oscilaban a ambos lados de Su rostro, y Su cabello negruzco. Todo ello, unido además a la caracola, el disco, la maza, la flor de loto, el arco, las flechas, el escudo y la espada que llevaba en las manos, hizo que la visión del Señor Viṣṇu, por Su grandeza y hermosura, cautivara a todos los semidioses allí presentes, entre ellos Dakṣa y el Señor Brahmā.