SB 4.7.38

yogeśvarā ūcuḥ
preyān na te 'nyo 'sty amutas tvayi prabho
viśvātmanīkṣen na pṛthag ya ātmanaḥ
athāpi bhaktyeśa tayopadhāvatām
ananya-vṛttyānugṛhāṇa vatsala
Palabra por palabra: 
yoga-īśvarāḥ — los grandes místicos; ūcuḥ — dijeron; preyān — muy querido; na — no; te — de Ti; anyaḥ — otro; asti — hay; amutaḥ — que ése; tvayi — en Ti; prabho — querido Señor; viśva-ātmani — en la Superalma de todas las entidades vivientes; īkṣet — ven; na — no; pṛthak — diferente; yaḥ — quien; ātmanaḥ — las entidades vivientes; atha api — tanto más; bhaktyā — con devoción; īśa — ¡oh, Señor!; tayā — con ello; upadhāvatām — de los que adoran; ananya-vṛttyā — infalible; anugṛhāṇa — favor; vatsala — ¡oh, Señor, que estás bien dispuesto!.
Traducción: 
Los grandes místicos dijeron: Querido Señor, las personas que ven que no hay diferencia entre Tú y ellas, sabiendo que Tú eres la Superalma de todas las entidades vivientes, Te son ciertamente muy queridas. Tú estás muy bien dispuesto hacia los que, aceptando que Tú eres el Señor y considerándose Tus sirvientes, se ocupan en servicio devocional. Por Tu misericordia, siempre estás inclinado a favorecerles.
Significado: 

En este verso se señala que los monistas y grandes místicos conocen a la Suprema Personalidad de Dios como unidad. Esa unidad no es la errónea idea de que la entidad viviente es igual en todo aspecto a la Suprema Personalidad de Dios. Es un monismo basado en el conocimiento puro, como se explica y confirma en la Bhagavad-gītā (7.17): priyo hi jñānino 'tyartham ahaṁ sa ca mama priyaḥ. El Señor dice que los que han progresado en el conocimiento trascendental y conocen la ciencia de conciencia de Kṛṣṇa Le son muy queridos, y que Él también les es muy querido a ellos. Aquellos que tienen conocimiento perfecto de la ciencia de Dios saben que las entidades vivientes son energía superior del Señor Supremo, como se explica en el Capítulo Séptimo de la Bhagavad-gītā: La energía material es inferior, y las entidades vivientes son energía superior. La energía y la fuente de energía no son diferentes; por consiguiente, las energías son cualitativamente iguales a la fuente de energía. Sin duda, las personas que poseen conocimiento completo de la Personalidad de Dios, por medio del análisis de Sus diversas energías y conociendo su propia posición constitucional, son muy queridos al Señor. Sin embargo, es todavía mayor el favor que Él derrama sobre otros, que tal vez ni siquiera estén familiarizados con el conocimiento de la Suprema Personalidad, pero que piensan siempre en el Señor con amor y con fe, sintiendo que Él es grande y que ellos son Sus partes integrales, Sus sirvientes eternos. La importancia particular de este verso está en que el Señor recibe el tratamiento de vatsala, «siempre en disposición favorable». El nombre del Señor es bhakta- vatsala. El Señor es famoso con ese nombre, bhakta-vatsala, que significa que Él siempre Se siente inclinado a favorecer a los devotos, mientras que no hay en todas las Escrituras védicas un solo pasaje en que Él reciba el tratamiento de jñāni-vatsala.