SB 4.8.77

sarvato mana ākṛṣya
hṛdi bhūtendriyāśayam
dhyāyan bhagavato rūpaṁ
nādrākṣīt kiñcanāparam
Palabra por palabra: 
sarvataḥ — en todo aspecto; manaḥ — la mente; ākṛṣya — concentrar; hṛdi — en el corazón; bhūta-indriya-āśayam — lugar de reposo de los sentidos y de los objetos de los sentidos; dhyāyan — meditar; bhagavataḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; rūpam — la forma; na adrākṣīt — no veía; kiñcana — nada; aparam — más.
Traducción: 
Obtuvo completo control de los sentidos y de sus objetos; de este modo fijó su mente, sin la menor desviación, en la forma de la Suprema Personalidad de Dios.
Significado: 

Ésta es una explicación clara de los principios yóguicos de meditación. Hay que fijar la mente, sin que se desvíe hacia ningún otro objeto, en la forma de la Suprema Personalidad de Dios. No se trata de meditar o concentrarse en un objeto impersonal. Como se explica en la Bhagavad-gītā, eso sería una simple pérdida de tiempo, pues significa un suplicio innecesario.