SB 5.1.23

iti ha vāva sa jagatī-patir īśvarecchayādhiniveśita-karmādhikāro
'khila-jagad-bandha-dhvaṁsana-parānubhāvasya bhagavata ādi-
puruṣasyāṅghri-yugalānavarata-dhyānānubhāvena parirandhita-
kaṣāyāśayo 'vadāto 'pi māna-vardhano mahatāṁ mahītalam anuśaśāsa.
Palabra por palabra: 
iti — así; ha vāva — en verdad; saḥ — él; jagatī-patiḥ — el emperador de todo el universo; īśvara-icchayā — por la orden de la Suprema Personalidad de Dios; adhiniveśita — completamente ocupado; karma-adhikāraḥ — en asuntos materiales; akhila-jagat — del universo entero; bandha — cautiverio; dhvaṁsana — destruir; para — trascendental; anubhāvasya — cuya influencia; bhagavataḥ — de la Suprema Personalidad de Dios; ādi-puruṣasya — la persona original; aṅghri — en los pies de loto; yugala — dos; anavarata — constante; dhyāna-anubhāvena — por meditación; parirandhita — destruidas; kaṣāya — todas las cosas sucias; āśayaḥ — en su corazón; avadātaḥ — completamente puro; api — aunque; māna-vardhanaḥ — sólo para honrar; mahatām — a superiores; mahītalam — el mundo material; anuśaśāsa — gobernó.
Traducción: 
Siguiendo la orden de la Suprema Personalidad de Dios, Mahārāja Priyavrata se ocupó por completo en las cuestiones de este mundo; aun así, nunca dejó de pensar en los pies de loto del Señor, que son la causa de la liberación de todos los apegos materiales. Aunque estaba completamente libre de todo rastro de contaminación material, Priyavrata Mahārāja gobernó el mundo material simplemente para honrar las órdenes de sus superiores.
Significado: 

Las palabras māna-vardhano mahatām («simplemente para honrar a los superiores») son muy significativas. Mahārāja Priyavrata era una persona ya liberada, y no sentía atracción por las cosas materiales. Aun así, se ocupó por entero en asuntos de gobierno, sólo como señal de respeto hacia el Señor Brahmā. También Arjuna actuó de la misma forma. Arjuna no deseaba luchar en Kurukṣetra, ni participar en asuntos políticos, pero cuando el Señor Supremo, Kṛṣṇa, se lo ordenó, él cumplió con sus deberes a la perfección. Aquel que piensa siempre en los pies de loto del Señor está, ciertamente, por encima de toda la contaminación del mundo material. Como se explica en la Bhagavad- gītā:

yoginām api sarveṣāṁ
mad-gatenāntarātmanā
śraddhāvān bhajate yo māṁ
sa me yuktatamo mataḥ

«De todos los yogīs, aquel que tiene una gran fe y siempre mora en Mí, piensa en Mí y Me ofrece servicio amoroso trascendental, es el que está más íntimamente unido a Mí en yoga y el más elevado de todos. Ésa es Mi opinión» (Bg. 6.47). Por lo tanto, Mahārāja Priyavrata era una persona liberada, y estaba entre los yogīs más elevados; sin embargo, a nivel externo, actuó como emperador del universo, siguiendo la orden del Señor Brahmā. Esta forma de mostrar respeto a su superior era otra de sus extraordinarias cualidades. Como afirma el Śrīmad- Bhāgavatam (6.17.28):

nārāyaṇa-parāḥ sarve
na kutaścana bibhyati
svargāpavarga-narkeṣv
api tulyārtha-darśinaḥ

El devoto verdaderamente avanzado no siente temor de nada, siempre y cuando tenga oportunidad de cumplir la orden de la Suprema Personalidad de Dios. Ésa es la explicación adecuada de por qué Priyavrata se ocupó en asuntos mundanos a pesar de ser una persona liberada. El mismo principio se aplica también en el caso del mahā-bhāgavata, que, a pesar de no tener nada que ver con el mundo material, desciende al segundo nivel del servicio devocional para predicar las glorias del Señor por todo el mundo.